Aguirre pide pasar “el algodón de la verdad” para desmontar las “mentiras” de los nacionalistas catalanes

Esperanza Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La presidenta del PP de Madrid afirma que las “razones históricas” que esgrimen los independentistas no se sostienen: “son demasiadas mentiras”. Esperanza Aguirre ha aprovechado su artículo semanal de opinión en ABC para hacer un llamamiento a Mariano Rajoy para que frente a los independentistas catalanes. Según dice, el Gobierno “tiene el deber” de dar la batalla dialéctica para “desmontar” los argumentos que los secesionistas llevan años defendiendo, que a su juicio no se sostienen. La presidenta del PP de Madrid llama a pasar “el algodón de la verdad”, como si del anuncio del limpia suelos se tratase, para demostrar que lo que dicen los nacionalistas catalanes sólo son “mentiras”.

Tal y como dice en su artículo, titulado ‘Nuestros padres mintieron’, es importante frenar de una vez las “mentiras sobre las que siempre se construyen las ideologías nacionalistas”. En este sentido, y con el desafío soberanista de Artur Mas en pleno ‘apogeo’, Aguirre considera que la respuesta del Gobierno debe ir más allá de la obvia, la de la defensa del Estado de Derecho y el cumplimiento de la Ley.

Es por ello que la ‘lideresa’ llama a Rajoy a dar la batalla dialéctica para “desmontar los argumentos que los secesionistas llevan décadas inoculando en las escuelas y en los medios de comunicación catalanes”.

Por ejemplo, dice Aguirre, hay que explicar a los catalanes que la Guerra de Sucesión no fue una guerra de España contra Cataluña, sino que aquello “fue una guerra europea en la que los españoles y los catalanes estuvieron divididos entre los partidarios del pretendiente francés y los del pretendiente austríaco”, y no “la guerra que se les cuenta a los niños en las escuelas catalanas”.

Asimismo, señala la presidenta de los ‘populares’ madrileños, también hay que recordar que “el espectacular desarrollo de Cataluña en el siglo XVIII se debe a las medidas que tomaron los ahora denostados Borbones para abrir el comercio americano a los catalanes”, o que “la respuesta de los catalanes a la invasión napoleónica no tuvo nada que envidiar en heroísmo y amor a España a la de los madrileños, los zaragozanos, los gaditanos o los asturianos”.

Es más, dice Aguirre, “ya está bien de tergiversar la historia de la Guerra Civil, en la que los catalanes se dividieron, como el resto de los españoles, y muchísimos de ellos corrieron a alistarse en las filas de Franco”, porque eso es algo que ocurrió “por mucho que les duela a los nacionalistas de hoy”.

“Siempre habrá derecho a defender pacífica y civilizadamente el proyecto político de una Cataluña independiente, pero nunca puede haber derecho a mentir a la hora de exponer las razones por las que se quiere esa independencia”, indica la ‘lideresa’. Asimismo, concluye que “las razones históricas que los independentistas esgrimen no resisten la prueba del algodón de la verdad” porque “son demasiadas mentiras”.