Videojuegos

Microsoft completa oficialmente la compra de Activisión por más de 65.000 millones

La autorización del regulador británico permite salvar el "último obstáculo regulatorio" a la fusión.

Microsoft

Microsoft

El gigante tecnológico estadounidense Microsoft ha confirmado este viernes que «completó oficialmente» la adquisición de Activision Blizzard, editor de franquicias de videojuegos como ‘Call of Duty’, ‘World of Warcraft’ o ‘Candy Crush Saga’, después de que finalmente la Autoridad de los Mercados y la Competencia del Reino Unido (CMA, por sus siglas en inglés) haya dado hoy luz verde a la operación, cuyo importe de unos 69.000 millones de dólares (65.177 millones de euros) la convierte en la mayor en la historia del sector.

«Para los millones de fanáticos que aman los juegos de Activision, Blizzard y King, queremos que sepan que hoy es un buen día para jugar», ha celebrado Phil Spencer, consejero delegado de Microsoft Gaming, tras conocerse el desenlace de la transacción, que fue anunciada inicialmente en enero de 2022.

El cierre ha sido posible tras el visto bueno que finalmente la CMA ha dado este viernes a la compra por parte de Microsoft del desarrollador de videojuegos Activision Blizzard, después de que el pasado mes de agosto las partes reformulasen el acuerdo inicial de fusión para ceder a Ubisoft el negocio de juegos en la nube de Activision.

«Como resultado de esta concesión, la CMA acordó revisar el acuerdo e inició una nueva investigación en agosto. Esa investigación se completó hoy con la autorización de la CMA de esta transacción de menor alcance», ha anunciado el regulador británico, que el pasado mes de abril decidió bloquear la transacción en sus condiciones originales.

De tal modo, tras la cesión a la francesa Ubisoft de los derechos del negocio de juegos en la nube de Activision, la CMA considera que el nuevo acuerdo impedirá que Microsoft bloquee la competencia en ese segmento de mercado, preservando precios y servicios competitivos para los clientes de juegos en la nube del Reino Unido.

«Le enviamos un mensaje claro a Microsoft de que el acuerdo sería bloqueado a menos que abordaran nuestras preocupaciones de manera integral», ha declarado Sarah Cardell, directora ejecutiva de CMA, quien subrayó que el regulador toma sus decisiones libre de influencias políticas. «No nos dejaremos influir por el lobby empresarial», ha añadido.

En este sentido, el regulador británico ha subrayado que, con la venta de los derechos de transmisión en la nube de Activision a Ubisoft, se garantiza que Microsoft no pueda tener un dominio absoluto sobre este mercado. «Somos la única agencia de competencia a nivel mundial que ha logrado este resultado», ha presumido.

Tras conocer la decisión de la CMA favorable a la fusión bajo las nuevas condiciones planteadas, el presidente de Microsoft, Brad Smith, ha expresado su agradecimiento por la revisión exhaustiva y la decisión del regulador británico.

«Ahora hemos superado el último obstáculo regulatorio para cerrar esta adquisición, que creemos beneficiará a los jugadores y a la industria del juego en todo el mundo», ha apostillado.

Microsoft y Activision plantearon en agosto un nuevo acuerdo de fusión para su aprobación por la CMA, después de que el regulador británico determinase que el pacto original, valorado en unos 69.000 millones de dólares sería bloqueado para proteger la innovación y las opciones en los juegos en la nube.

Según el acuerdo reestructurado, Microsoft ya no adquirirá los derechos en la nube para los juegos existentes de Activision para PC y consola, ni para los nuevos juegos lanzados por Activision durante los próximos 15 años (esto excluye el Espacio Económico Europeo).

En cambio, estos derechos se venderán a la compañía francesa Ubisoft Entertainment antes de la adquisición de Activision por parte de Microsoft.

De este modo, Ubisoft podrá licenciar el contenido de Activision bajo diferentes modelos comerciales, incluidos los servicios de suscripción, además de proporcionar a la francesa la capacidad de exigir a Microsoft que ofrezca versiones de juegos en sistemas operativos distintos de Windows.

El pasado 19 de julio, Microsoft y Activision Blizzard acordaron extender hasta el próximo 18 de octubre la fecha límite para el cierre de la compra por parte del gigante de Redmond del estudio responsable de videojuegos como la saga ‘Call of Duty’.

La transacción, pactada en unos 69.000 millones de dólares en enero de 2022, tenía fijada inicialmente como fecha límite para su cierre el 18 de julio de 2023.

Más información