La Bolsa española celebra su 180 cumpleaños

La Bolsa española cumple hoy 180 años de negociación desde que un 20 de octubre de 1831 se abrieron las puertas del Palacio de la Plaza de la Lealtad por vez primera. Un tiempo en el que el parqué nacional ha conseguido ganar peso a escala internacional y alcanzar cifras como los 4.000 millones de euros negociados en efectivo cada día y los más de 3.000 valores que se pueden negociar a través de su sistema de interconexión bursátil que mucho dista de los antiguos corros sectoriales del viejo Madrid.

Iniciativas como la creación del mercado cotizado en euros para compañías latinoamericanas, el Latibex, y la más reciente apertura del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) a empresas en expansión y no solo a sicavs son dos de los hitos que han marcado los últimos compases del parqué español en su amplia trayectoria, solo detenida por la Guerra Civil Española, que obligó a echar el cierre a sus corros entre 1936 y 1940.

Actualmente el mercado de las cotizadas españolas negocia diariamente una media de 4.000 millones de euros negociados en efectivo en más de 3.000 valores, según datos proporcionados por Bolsas y Mercados Españoles (BME), la compañía operadora del parqué que hoy se viste de gala por motivo doble.

Además de celebrar su cumpleaños, el parqué español ha recibido hoy al primer fondo cotizado (ETF, por sus siglas en inglés) de tipo apalancado. Se trata de un ETF desarrollado por Lyxor, la filial de Société Générale referente en este mercado, que ofrece una doble exposición a la revalorización del índice por excelencia de la Bolsa española: el Ibex 35.

Con la incorporación del ‘Ibex 35 Doble Apalancado Diario’, que es su nombre comercial, ya son 66 los ETF negociados en el parqué madrileño, en una apuesta decidida de BME por este pujante segmento de mercado que cada vez atrae a más inversores y que el pasado septiembre negoció un 11,8% más que en el mismo mes del ejercicio anterior. Una pauta que ya se pudo ver en el convulso mes de agosto, cuando la negociación en la Bolsa de Madrid aumentó considerablemente en todos sus segmentos a excepción de los títulos de deuda soberana nacional.

En este contexto, la Bolsa española ha reforzado su posición como canalizador del ahorro privado hacia la financiación empresarial, siendo uno de sus principales retos de futuro atraer hacia sí una mayor cuota de los ahorros familiares que se siguen destinando al ‘ladrillo’ o depósitos a plazo fijo.

En lo que va de este 2011, el parqué español ha conseguido captar un total de 35.000 millones de euros en salidas a Bolsa como las sonadas de Bankia y Banca Cívica, ampliaciones de capital y otras operaciones de captación de fondos. Una cifra que, a falta de dos meses para el final del año, coloca a este 2011 como el cuarto mejor ejercicio de estos 180 de historia que hoy se cumplen para la Bolsa Española.