Iberdrola, la ‘utility’ favorita del bróker de las cajas vascas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El bróker de las cajas de ahorro vascas, Norbolsa, ya tiene favorita en el sector de las ‘utilities’ para este 2013 recién estrenado: Iberdrola. Los analistas afinan al máximo sus recomendaciones para comenzar el año con buen pie y la eléctrica se convierte en una de sus apuestas fuertes por fundamentales y valoración bursátil.

Después de un ejercicio 2012 marcado en Iberdrola por las desinversiones de ACS -la constructora presidida por Florentino Pérez- y sus consiguientes golpes a cotización, los de Norbolsa reiteran que la eléctrica tiene potencial alcista hasta los 5,00 euros por acción. Una cota que, a precios actuales, supone una revalorización del 22% para las acciones de una compañía que ya en la recta final del año pasado se ganó positivas recomendaciones por parte de Citigroup y UBS entre otros.

Con este escenario, no es de extrañar que los expertos de las cajas vascas marquen recomendación de compra para la presidida por Ignacio Sánchez Galán. Un criterio que comparten con otros 11 analistas que siguen de cerca la evolución de su gráfica frente a solo siete que aconsejan reducir posiciones, según datos recopilados por FactSet. El menor riesgo de salida de papel después de los últimos movimientos de ACS y la posibilidad de que Bankia decida aguantar lo máximo posible su participación del 5,3% en la ‘blue chip’ de la Bolsa española son también factores favorables que los analistas no pasan de largo.

Por fundamentales, el informe al que ha tenido acceso esta publicación y que está firmado por Isabel Mera, jefa de análisis de Norbolsa, destaca, entre otros puntos, su “baja exposición al negocio de generación”, la protección que supone un “mix de generación poco emisor de CO2” frente a los nuevos impuestos aprobados en España y “el potencial de crecimiento […] en un mercado de bajo riesgo regulatorio como el Reino Unido”, país en el que la eléctrica centra gran parte de sus esfuerzos de internacionalización.

Con el reto de “trasladar a precios los impactos de la llamada reforma energética” y de “mitigar” los efectos del cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña, prosigue el informe, el principal atractivo del grupo se convierte en su objetivo de reducción de deuda, talón de Aquiles de las cotizadas españolas. Sobre este punto, que los inversores vigilan con cada vez más escrúpulos a la hora de diseñar su cartera, Iberdrola quiere reducir su apalancamiento en 6.000 millones de euros para mejorar su ratio deuda sobre Ebitda y asegurar su ‘rating’. Las últimas desinversiones en parques eólicos y en el gasoducto Medgaz suponen, dice el bróker, “significativos avances” en la dirección marcada.

El informe termina por marcar a Iberdrola como una de sus opciones ‘top pick’, es decir, de sus favoritas. En este sentido, la coloca por delante de otras grandes ‘utilities’ como las alemanas RWE y E.On. Una opción por la que Citigroup, el gigante financiero neoyorquino, ya lleva meses apostando en sus informes sobre el sector.