La posible llegada de fondos de EEUU, la nueva quimera para calentar a Bankia en Bolsa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los especuladores cambian de discurso en Bankia. Tras haber hecho correr como la pólvora el rumor de una OPA de exclusión que los expertos descartan, ahora echan mano del protagonismo que podrían tener algunos ‘fondos buitre’ estadounidenses en el rescate: compra de acciones en el último momento a considerables sobreprecios. Argumento perfecto, advierten los analistas, para seguir engordando la cotización de la nacionalizada.

El gusto de los ‘fondos buitre’ por invertir en empresas con grandes dificultades es bien conocido de todos los inversores, sin embargo este tipo de inversores no es reconocido por la pretendida generosidad que algunos parecen prometer para Bankia. En su lugar, recuerdan varios gestores de carteras, suelen aprovechar los momentos de más baja cotización de una compañía para entrar en su capital y, frecuentemente, con operaciones individuales incluso a través de derivados, no con la holgada oferta a los cuatro vientos que en los últimos días muchos supuestos inversores vaticinan en los foros bursátiles de la Red.

Por si estos argumentos fueran pocos para aguar el oportunismo que en las últimas sesiones aúpa sin freno a Bankia en Bolsa, los expertos financieros que más de cerca siguen el valor aún tienen más. Un gestor de carteras próximo a la entidad ha comentado con este portal que, aunque la actual cúpula directiva del grupo ha dejado entrever su intención de que al menos un 7,5% del capital del nacionalizado quede en manos de sus actuales titulares tras su saneamiento, el porcentaje podría ser mucho menor. Tanto que no se descarta que su participación quede por debajo del 5%, por lo que el atractivo para un ‘caballero blanco’ -aunque fuese en forma de ‘fondo buitre’- quedaría reducido a la mínima expresión. Un escenario en el que la posibilidad de una suculenta prima de precios que algunos parecen buscar quedaría aún más en entredicho.

Desde Renta 4 se recuerda que el reflote de Bankia va todavía para largo y tendido y que es más que difícil vaticinar qué precios marcará el valor tras la oleada de ampliaciones de capital que se esperan en favor del propio Estado a través del FROB, de los tenedores de deuda subordinada y de los castigados dueños de participaciones preferentes. Estos últimos, apuntan otras fuentes, más que proclives al paso rápido y masivo por caja que sin duda para los expertos despeñaría el precio de mercado de las siempre volátiles ‘bankias’.

Mientras se ‘desenladrilla’ a la heredera de Caja Madrid, los expertos ven en el seno de la entidad una lucha en la que cada inversor, posibles ‘fondos buitre’ incluidos, buscará sacar el máximo partido a sus cartas en el nacionalizado banco poniendo sobre la mesa el menor dinero posible. Es, por tanto, previsible que el Banco de España se cuide muy mucho de dar entrada en Bankia a fondos sospechosos de poder reclamar pasado un tiempo daños y perjuicios como sucede actualmente en la aseguradora estadounidense AIG. Allí, su antiguo consejero delegado en nombre del fondo Starr International ha demandado al Ejecutivo Federal por daños para sus accionistas, si bien la reclamación busca resarcir únicamente sus propias arcas.

Un riesgo que tendría su vacuna más efectiva en reducir el peso de los minoritarios a la mínima expresión, como cada vez más expertos vaticinan; ya que ningún fondo internacional posee hoy por hoy posición relevante alguna en el capital de la entidad y deberían entrar a posteriori, bajo la estrecha vigilancia de los supervisores del Banco de España. Dos factores de los que, por otra parte, se habla poco en los mentideros en los que se calienta la gráfica de la nacionalizada.