Los datos de empleo de EEUU dan la puntilla al parqué madrileño

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los inversores han quedado decepcionados por unos datos de empleo en EEUU que no solo no han batido las expectativas del mercado, como algunos auguraban a primera hora, sino que no han llegado ni a igualarlas. Esta decepción, que se suma la que ya asestó ayer el Banco Central Europeo a los parqués del Viejo Continente, ponía la puntilla a un Ibex 35 que profundizaba en su descenso hacia el 2% abajo.

El pasado mes de junio, tan solo se crearon 80.000 nuevos puestos de empleo en EEUU, cuando el consenso de los expertos esperaba que al menos se dieran de alta 90.000 nuevos trabajadores. Incluso algunos rumores de mercado, impulsados por el positivo dato de empleo privado publicado ayer, incrementaban las expectativas del mercado hacia los 115.000 empleos. Un decepcionante dato al que se ha sumado que la tasa de desempleo se mantiene impasible en 8,2% de la población estadounidense.

Con semejantes cifras, las expectativas de mejora en los mercados europeos que los analistas habían puesto en el otro lado del Atlántico se han borrado de un plumazo y así lo acusaban sobre todo los periféricos. El Ibex 35 madrileño ahondaba en pérdidas hacia el 2% a sumarse al 3% abajo del cierre de ayer y el Ftse Mib milanés se olvidaba de la moderación en los descensos de primera hora (-0,5%) para pasar a dejarse un 1,5%. El resto de plazas de renta variable europeas también se dolían del dato americano: París y Fráncfort caían un 1% a media hora para la apertura de Wall Street, cuyos futuros apuntaban a una apertura a la baja en más de medio punto porcentual.

En el mercado secundario de deuda, el bono español a diez años se mantenía muy pegado al 7% de rentabilidad, con lo que su prima de riesgo también se acomodaba en la zona de los 565 puntos básicos frente a un ‘bund’ alemán que cotizaba ya al 1,33%. Mayores miedos en la deuda española por la falta de actuación del BCE y los negativos datos macro conocidos hoy y un trasvase de dinero inversor a los papeles germanos que impedían cualquier atisbo de mejora en Madrid.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA