Las ventas se imponen en Repsol pese a los parabienes de S&P

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los títulos de Repsol han comenzado la semana con descensos de precio cercanos al 2% pese a que la agencia de calificación Standard & Poor’s se muestra ahora más benigna con la compañía. El paso por caja de los inversores para rentabilizar las alzas de la semana pasada se hacía más fuerte en el valor que las nuevas perspectivas dibujadas por la firma estadounidense.

Los expertos de S&P han mejorado a estable la perspectiva del ‘rating’ que fijaron hace unas sesiones para la petrolera de Antonio Brufau. Ahora consideran que las últimas medidas impulsadas por la cotizada, como es el recurso por primera vez en su historia al dividendo en acciones, ayudarán a mejorar el balance de deuda de la compañía. La agencia también ha revisado de ‘significativo’ a ‘intermedio’ el perfil de riesgo financiero de Repsol a la par que ha ratificado como ‘satisfactorio’ el perfil de negocio de la firma española.

Si bien la agencia estadounidense reconoce que la mayoría de medidas propuestas por Repsol deben aún ser puestas en marcha, creen que serán suficientes para cumplir con los objetivos de reducción de deuda con objetivo 2016. Un desapalancamiento que pasa por recortar en unos 7.000 millones de euros su pasivo en los próximos cuatro años. Ante este escenario, la china en el zapato de Repsol sigue siendo para S&P su exposición a la ‘debilitada’ economía española, que representa hasta un 45% de su negocio de ‘downstream’, esto es de refino y márketing.

Mientras que, por el momento, se confirma la calificación de ‘BBB-’ para un Repsol ya sin su filial argentina YPF, los inversores apostaban por las ventas. Los gestores con más saldo neto vendedor en la petrolera eran los valencianos y madrileños de Société Générale y los de Credit Suisse. En el lado opuesto de la ventanilla, los que más pujaban por las compras eran Morgan Stanley, Santander e Interdin Bolsa.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA