Enel saca partido de la nueva situación de Grecia

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los títulos de Enel Green Power, la filial renovable de la eléctrica italiana, cotizados en Madrid alcanzaban este miércoles alzas del 8,8% gracias al nuevo panorama que se dibujaba para sus negocios en Grecia. Las autoridades del maltrecho país diseñan un plan de rescate para su sector energético, algo que da alas a la continuidad de cuatro de los proyectos de la compañía en la república balcánica.

Ayer mismo, Enel Green Power anunció que seguiría adelante con la construcción de cuatro parques fotovoltaicos en la región del Peloponeso por una potencia instalada de 17,4 megavatios. La filial de la energética italiana justificó esta decisión en la expectativa de que Grecia aprobase un plan de rescate de unos 40 millones de euros para su sector energético, fuertemente endeudado y con unos ingresos de capa caída a causa de la menor demanda que ha impuesto la crisis por la que atraviesa el país.

Una opción que, según destacaban hoy algunos de los expertos consultados por este diario no podía ser más oportuna; incluso oportunista para los más escéptico con la permanencia de la matriz de Endesa en un maltrecho país del que otras firmas europeas como FCC y Carrefour han decidido huir. Hoy mismo, desde Grecia se informaba de la inyección de 100 millones de euros a la gasista estatal DEPA para que pueda continuar con su normal actividad al menos hasta agosto.

El préstamo, que los analistas auguran como solo el primero de otros muchos que las autoridades económicas helenas estarían preparando para salvar el sector, ha llegado desde el Fondo de Préstamos y Remesas, una pequeña entidad de propiedad estatal similar al Instituto de Crédito Oficial (ICO). Con él se aseguran los pagos de suministros de la gasista por dos meses, principalmente a la rusa Gazprom, su principal proveedor. Por su parte, PPC, el mayor productor energético griego, ya ha solicitado al mismo organismo un crédito de 130 millones de euros necesario para poder hacer frente sus vencimientos de deuda de finales de mes. Una situación que hace pensar a los expertos en que el crédito finalmente se concederá.

Para mayor alegría de la dueña de Endesa, las primas a la energía solar que tienen gran parte de responsabilidad en el descenso de ingresos de las firmas del sector, parecen no correr peligro por el momento. La operadora de red Laghe acumula ya un agujero de 350 millones de euros atribuíbles en gran parte a los subsidios con que debe contribuir a la apuesta por la energía solar del Gobierno heleno. Un panorama con el que los títulos cotizados en Madrid de la firma italiana han logrado resarcirse, gracias también al tirón alcista del conjunto del Continuo, de los descensos de las últimas semanas.

El volumen de negocio, sin embargo, quedaba muy lejos de su media anual a una hora para el cierre del parqué y en Milán el avance de los títulos de la renovable era de apenas el 2,15%, lo que podría haber dado pie, según algunos expertos a operaciones de arbitraje entre ambas plazas. Entre los gestores que más apostaban por las compras en la italiana se colocaban Ahorro Corporación Financiera, BBVA y Mercavalor. En las ventas, los más activos eran GVC Gaesco y los gestores valencianos y madrileños de Bankia Bolsa.