Los inversores de Fersa aplauden la negativa del consejo a acudir a la OPA

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los títulos de la renovable Fersa se hacían este martes con un repunte del 8% después de que su consejo de administración se mostrara contrario, una vez más, a acudir a la OPA hostil lanzada por los daneses de Greentech. No obstante, y a pesar del brusco rebote, la catalana cotizaba por debajo del precio ofrecido en la oferta de compra.

Tras los primeros cruces de la sesión, Fersa lograba recuperar los 0,39 euros por acción, todavía algo por debajo de los 0,40 euros que desde Greentech se han ofrecido a los inversores que quieran vender su participación en la renovable. A pesar de que ahora los daneses no consideran requisito indispensable para su oferta el que Fersa no se desprenda de ninguno de sus parques eólicos, desde su consejo de administración han denunciado una vez más que el precio ofrecido “no refleja el verdadero valor de las acciones de la sociedad”. Una postura que han remarcado en su reunión de hoy y que podría calar hondo entre los minoritarios y forzar a que Greentech tenga que mejorar su oferta cuando la presente definitivamente ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores, momento en que el consejo volverá a emitir su valoración de la oferta final.

Lo cierto es que en el momento en que los daneses lanzaron su oferta, calificada como hostil por la directiva de la española, el precio de compra suponía un descuento del 8% frente a su precios de mercado. Sin embargo, la falta de noticias que animen el panorama de las renovables en España y los resultados del primer trimestre de la cotizada han hundido su precio hasta cotas de mínimos históricos. Hoy por hoy, la compañía catalana de energías renovables vale en Bolsa poco más de 54 millones de euros, casi 2 millones por debajo de la valoración concedida por la firma danesa desdeñada por los administradores de Fersa.

Los analistas señalan también que Fersa se repone con este rebote del fuerte descenso que le supusieron sus resultados trimestrales. Hace una semana, la presentación de un balance con pérdidas por 1,05 millones de euros en los tres primeros meses del año -con una caída del 149% respecto al primer trimestre de 2011- le supuso a la cotizada un desplome bursátil del 18,6% al cierre, aunque en algunos cruces llegó a marcar un retroceso cercano al 25%. En lo que va de año, el fin de las ayudas públicas al sector en España y otros países y la incertidumbre sobre la nueva regulación del sector energético le ha propinado ya un recorte de precio acumulado del 47%.

Este martes, las apuestas alcistas tenían como protagonistas en el lado de las compras a los gestores de carteras de Renta 4, Gestión de Activos del Mediterráneo -el bróker de la CAM- y Nordkapp, filial de Banco de Valencia. En las ventas, el protagonismo por saldo neto correspondía a Banco Espirito Santo, Ahorro Corporación Financiera y Société Générale.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA