Cisma en NH Hoteles

Los chinos de NH Hoteles acusan al nuevo presidente de “usurpar” labores ejecutivas

NH Hoteles

HNA denuncia cláusulas en el contrato de gestión con Hesperia “cuyo propósito es enriquecer injustificadamente [a suy presidente] en detrimento de los restantes accionistas”. La lucha entre accionistas de NH Hotel Group escribe un nuevo capítulo. El fondo chino HNA, máximo inversor de la hotelera española, denuncia el nuevo acuerdo suscrito entre esta y Grupo Hesperia para la gestión de algunos establecimientos a la par que denuncia que el actual presidente “ha usurpado” labores de carácter ejecutivo.
 
El fondo asiático ha vuelto a remitir una carta abierta a los accionistas del grupo español en el que exige que se “ponga en marcha el fichaje de un nuevo CEO” con todas las funciones ejecutivas que el nuevo presidente del consejo, privado de estas potestades por el estatuto interno de la sociedad, se ha arrogado sin pasar “los filtros corporativos” para hacer uso de ellas. Además de subrayar que Alfredo Ferández “carece de experiencia en el sector hotelero” y reiterarle su desconfianza, señala lo “inaudito” de que “un presidente no ejecutivo interactúe diariamente y a jornada completa con el equipo directivo” de la cotizada.
 
Como en otras ocasiones, el formato elegido para airear unas reivindicaciones que ya habrían hecho llegar al consejo -órgano del que fueron defenestrados en la última junta de accionistas celebrada por NH- es una misiva firmada por su antiguo abanderado en la española, el ex copresidente Charles Bromwell Mobus. En ella, los de HNA expresan una vez más “su profunda preocupación” por la deriva tomada por la compañía y que se concreta en el reciente pacto de gestión con Hesperia.
 
Los inversores chinos denuncian que además de haber engordado desde 24 hasta 31 millones de euros la partida comprometida con Hesperia para la adecuación de sus establecimientos a los estándares de NH Hoteles, se han incluido cláusulas que blindan el pacto ante su posible regreso. En este sentido, se incluye una “a medida” de la necesidades de José Antonio Castro, copresidente de la cotizada y máximo ejecutivo de su socio estratégico, que establece que si HNA se hiciera con el control accionarial del grupo, este acuerdo de colaboración podría resolverse para su venta a un tercero sin la devolución de un solo céntimo del importe consumido para las reformas.
 
En este sentido, Mobus denuncia que “según es público y notorio”, la práctica totalidad de los bienes de Castro están puestas como garantía de la financiación con vencimiento en diciembre de 2017 mediante la cual mantiene a flote su propia cartera. Para mayor alarma, los inversores chinos subrayan que su bestia negra en el consejo de la hotelera podría tener a sus espaldas una deuda por un valor superior al de su participación en NH a precios de mercado, dada la reciente depreciación que ha sufrido la hotelera en Bolsa.
 
Las exigencias de HNA, más allá de lo concerniente a los actuales cabezas del consejo de administración, pasan por la realización de un análisis crediticio de Hesperia que se haga llegar no solo al consejo, sino a todos los accionistas de NH, la revisión del nuevo contrato de gestión por parte de “un tercero independiente” y la eliminación del mismo de las “cláusulas cuyo propósito es enriquecer injustificadamente al Sr. Castro en detrimento de los restantes accionistas”, según recoge la referida misiva abierta hecha pública este lunes.

Más información

Dicha declaración establecía que Azerbaiyán recuperaba la zona de Nagorno-Karabaj y que Armenia se retiraba de las zonas ocupadas y, entre otras cosas, se…