Isolux Corsán da marcha atrás en su plan para salir a Bolsa

Ticker bolsa
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La compañía de construcción y concesiones pospone su debut bursátil después de no haber conseguido compromisos para captar los 600 millones que esperaba. No habrá alfombra roja para Isolux Corsán en la Bolsa de Madrid. La compañía de construcción y concesiones ha dado marcha atrás en su plan para debutar en el parqué el próximo mes de febrero, como hasta ahora tenía previsto. Las valoraciones que había conseguido en sus tanteos al mercado se han quedado por debajo de lo esperado.

Aunque Isolux Corsán ha explicado que las primeras valoraciones “no reflejan el potencial de la compañía y sus activos”, no echa en saco roto sus pretensiones de debutar en Bolsa, que sí quedan pospuestas por el momento, según se recoge en un comunicado oficial al respecto del que se hace eco Europa Press. Una decisión que ha tomado porque “no tiene necesidad de capital en el corto plazo”.

La compañía había anunciado que pretendía captar 600 millones de euros para recortar endeudamiento de 1.790 millones de euros -según los últimos datos disponibles- y ganar músculo de cara a posibles oportunidades corporativas. Sin embargo, ahora prefiere “esperar a que se den unas condiciones más favorables” antes incluso de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) diera su visto bueno definitivo al folleto de la operación.

Citigroup, Santander, CaixaBank, Natixis y Société Générale eran las entidades a las que la española había contratado para suscitar el apetito inversor que procurase el éxito de una operación que ahora queda en suspenso. Marcha atrás a los planes anunciados el pasado 16 de enero, que se dirigía en exclusiva a inversores cualificados.

Ajena a este contratiempo, la gestora pública de aeropuertos Aena hace sólo unos días anunciaba que ya había recibido peticiones suficientes como para asegurar su aterrizaje en Bolsa. Queda por ver si otros estrenos previstos para las próximas semanas sufren también de esta misma inapetencia inversora. Tal podría ser el caso de Saeta Yield, la filial de energías renovables del grupo ACS que preside Florentino Pérez.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA