Wall Street, disparada hacia un nuevo ‘rally’ gracias a las cifras de empleo

Wall Street
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El promedio mensual de peticiones iniciales de beneficios por desempleo cayó al mínimo en 14 años. La Bolsa de Nueva York mantiene este jueves fuertes ganancias para celebrar de nuevo buenas noticias en el terreno laboral. Las solicitudes iniciales de beneficios por paro vuelven a estar una semana más por debajo de las 300.000, marcando además el promedio mensual más bajo en más de una década. Unas cifras que, unidas a los excelentes datos manufactureros de la eurozona, impulsan las alzas en Wall Street.

De esta manera, el índice Dow Jones cotiza este mediodía (hora local) con unas ganancias del 1,60% hasta los 16.723 puntos, mientras que el avance del Nasdaq es del 1,76%, lo que se traduce en 4.459 enteros. También se deja llevar por los buenos datos laborales el S&P, que sube un 1,50% y se coloca en los 1.956 puntos.

Mientras que en el ámbito corporativo, los títulos de Caterpillar avanzan más de un 5,54% en la media sesión. El fabricante de equipos y material de construcción reportó unas ganancias y unas ventas por encima de las expectativas, por lo que elevó su pronóstico de ganancias para todo el año.

En concreto, las ganancias netas aumentaron a 1.020 millones dólares o 1,63 dólares por acción, desde los 946 millones o 1,45 dólares por título del mismo período de hace un año. Por su parte, la facturación creció de los 13.420 millones de dólares a los 13.550 millones, ganándose el aplauso del mercado.

Del mismo color se tiñen las acciones de 3M, que sube un 6,33% después de que sus resultados relativos al tercer trimestre hayan superado también los pronósticos de los analistas. Sus ingresos fueron de 1,98 dólares por acción, por encima de los 1,96 dólares por título que estimaban los expertos. Pese a ello, las ventas sí se quedaron cortas: de 8.100 millones de dólares, en lugar de los 8.227 millones de dólares esperados por los inversores.

En el otro lado de la balanza se encuentra la farmacéutica Eli Lilly. Sus cuentas del pasado trimestre suponen un auténtico batacazo: la firma ganó un 58% menos que en el mismo período del año pasado. Pasó de los 1.200 millones de dólares o 1,11 dólares por título del año pasado a los 500,6 millones dólares o 47 centavos por acción. Así, la compañía cae cerca de medio punto porcentual.

Se despierta también con pérdidas Under Armour. Cae en la media sesión un 0,85% pese a reportar unas ganancias y unas ventas que superaron las estimaciones más optimistas de los analistas de la Bolsa neoyorquina. La compañía de ropa deportiva ha elevado su pronóstico de ingresos para todo el año, pero ni con esas ha logrado hacerse con el favor de los inversores.