Corporación Alba sucumbe a las caídas en Bolsa pese a su entrada en Aena

Aena
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno ha adjudicado a los March un paquete del 8% en el capital de la nueva Aena. Los mallorquines y viejos socios de Florentino Pérez serán accionistas de referencia. El rumor catapultó su precio en Bolsa, pero la noticia no ha sido suficiente para salvarla del recorte generalizado de los parqués. Corporación Financiera Alba, el brazo inversor de los banqueros mallorquines March, se ha confirmado como miembro del núcleo duro de accionistas privados de Aena, pero sus acciones han caído un 1,7%.

Los March se convertirán de hecho y tal y como había descontado ya el mercado en los mayores accionistas de referencia de la nueva gestora de los aeropuertos españoles una vez que culmine la privatización de hasta el 49% del capital de Aena. A los mallorquines se les ha confiado una porción de hasta el 8% de la compañía, por delante del 6,5% que se ha asignado inicialmente a una sociedad filial de Ferrovial y al fondo británico The Children’s Investment Fund (TCI).

El paquete reservado para Corporación Financiera Alba asciende a 12 millones de acciones a un precio máximo de 53,33 euros por título. Una marca que se concreta en una prima de otros 0,0015 euros sobre la cota que Aena alcance el día de su salida a Bolsa, “siempre que con ello no se supere dicho precio máximo”, según se recoge en el comunicado oficial de Enaire, la nueva sociedad creada por el Gobierno para privatizar la hasta ahora compañía pública.

Los otros dos accionistas elegidos se reservan un paquete de 9,75 millones de acciones para cada uno de ellos. Ferrovial, para la que sonaban menos rumores que para los March, la noticia ha tenido aún menos efecto en cotización que en Alba: la constructora se ha dejado un 3,4% al cierre de sesión y se ha distanciado de los 15 euros por acción al filo de los cuales había sido capaz de mantenerse desde mayo.

Este miércoles se ha acordado también el nombramiento de Fernando Abril Martorell, Simón Pedro Barceló, Juan Ignacio Acha-Orbea y Eduardo Fernández-Cuesta para los puestos de consejero independiente en la nueva cúpula directiva de la compañía. Un órgano que estará compuesto por un total de 15 asientos una vez que concluya el proceso.