Méndez de Vigo defiende la educación segregada por sexos como “ejercicio de libertad”

Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, ha defendido que la educación diferenciada es “un ejercicio más de la libertad”, ya que nadie está obligado a llevar a sus hijos a un colegio que segrega por sexos, tras la decisión del Tribunal Constitucional de avalar las subvenciones a este tipo de centros.

El titular de Educación, en declaraciones en los pasillos del Senado, ha asegurado que el Constitucional se ha limitado a “reafirmar” con su sentencia una situación que está “tutelada” y “en línea” con la Convención de la Unesco y que existe en otros países de nuestro entorno.

El Constitucional ha rechazado el recurso del PSOE contra la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y ha avalado que se subvencione con dinero público a los colegios que segregan por sexos a sus alumnos y también otros aspectos de la norma, como que la Religión sea una alternativa obligatoria.

El pleno ha fallado por mayoría de ocho votos contra cuatro y ha desestimado en su totalidad el recurso que presentó el Grupo Parlamentario Socialista en marzo de 2014.