La noticia del día para la prensa conservadora es que la Fis

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La noticia del día para la prensa conservadora es que la Fiscalía haya solicitado el archivo del ‘caso Faisán’, en el que se investigaba a varios policías por un supuesto soplo a ETA, habida cuenta de que el presunto chivatazo se produjo cuando el Gobierno y ETA intentaban llegar a un proceso de paz. A aumentar las suspicacias y, de paso marcar la hoja de ruta a los diarios de derechas, también ha contribuido el hecho de que el PP haya calificado la petición de la Fiscalía de “inadmisible” y que haya utilizado este caso en su estrategia de acusar al ministro del Interior y a la Fiscalía de no hacer nada que no sea perseguir al Partido Popular por el ‘caso Gürtel’, del que hoy, casualidades de la vida, se levanta parcialmente el secreto del sumario.
A José Antonio Vera, director de Publicaciones de La Razón, todo le “huele a escándalo” y vierte sospechas en torno a la actuación de Garzón, Rubalcaba y Conde-Pumpido, y lo mismo hace Pedrojota Ramírez, aunque éste como siempre va más allá ya que cree que no se ha investigado convenientemente y sigue apuntando con el dedo acusador directamente a Víctor García Hidalgo, entonces director general de la Policía en un editorial que titula para que no quede ninguna duda “¿director de la Policía y cómplice de la banda terrorista ETA?”

El País, por su parte, dedica su principal editorial a reprender al PP por su actuación en el secuestro del atunero español por piratas somalíes. Cree que la oposición debería respaldar al Gobierno hasta la liberación del buque ‘Alakrana’ y considera “fuera de lugar” los reproches a la ministra de Defensa, por parte del PP y el PNV, ya que opina que “Mariano Rajoy y Josu Erkoreka se desacreditan abriendo esta inaceptable línea de crítica, tras la que se esconde la estrategia de todo vale para desgastar a un Gobierno que se encuentra en horas bajas”. También La Razón cuestiona que el Ejército deba proteger a cada atunero como piden PP y PNV. Advierte que “la protección militar no puede convertirse en un servicio particular y a la carta”, dejando claro que tanto La Armada, como la Policía y la Guardia Civil, no están “para cuadrar la viabilidad económica de un negocio”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA