Más allá de lo institucional

Estrategia

Trabajo en equipo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Nuestro modelo incluye tres tipos de esferas: variables-objetivo, núcleo duro y base

Todas definen un conjunto funcional de necesaria consideración. 1) El ideal normativo esencial, 2) el “tablero de mando” y 3) la base condicionante y determinante. Es nuestra propuesta para una “Nueva Transitología”, útil a logros y reversiones.

Lo que pasa en política y economía no se explica solo por lo propio a cada una

1) La cultura y el saber y 2) el apoyo en instituciones formales y no en la arbitrariedad de lo discrecional definen condiciones iniciales de evidente superioridad. Es una clara inversión de valores en lo que toca al meollo débil del asunto: los fueros de la política.

A las variables-objetivo no se las puede definir insuficiente e insatisfactoriamente

Es el ideal normativo esencial: una democracia y un mercado a plena satisfacción. Las eventuales fallas en la política y la economía provienen de la insatisfactoria definición de ellas y de las esferas de variables que las explican.

El núcleo duro funcional desempeña la función de “tablero de mando”

Con base en una asertiva y prolija definición extensiva de los valores y conceptos de base necesarios al logro del bienestar y la democracia y las instituciones derivadas se procederá a ladescripción y completación de los atributos políticos y económicos precisos.

Más allá de lo institucional, hay otras siete (o más) esferas de variables

Una, base, son los valores y conceptos que sustentan la institucionalización. Tema duro: ignorancia, prejuicios, autosuficiencia, ideologías, intereses, etc., los afectan. No basta decirdemocracia y bienestar. Hay que definirlos muy bien: comprensiva y extensivamente.

La política –el partidismo- no siempre es una institución de interés público

Representa intereses parciales, no generales, aunque su interés sea la democracia. Sonrepresentativos de una parcialidad, no de lo general. Lo dicho no significa negarlos, sinocontextualizarlos y redefinirlos.

Cosa distinta es la existencia y vida de una confluencia de partidos y otros sectores

Es el desiderátum: una forma inteligente de cruzar y coordinar ideas y acciones a favor de losmás nobles intereses nacionales, que permita una acción de Estado, gobierno y administración pública de claro interés nacional. No es lo mismo lo nacional que lo partidista.