Martínez-Almeida habló con Luis Medina en plenas negociaciones por la compra de material sanitario

José Luis Martínez Almeida

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida.

El sumario de la investigación en torno a la presunta estafa al Ayuntamiento de Madrid en la compra de material sanitario para la pandemia recoge un mensaje entre el investigado Alberto Luceño y la responsable de compras del Ayuntamiento de Madrid, Elena Collado, en el que este le comenta que Luis Medina había mantenido una conversación telefónica con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, durante la negociación para la compra-venta de las mascarillas.

Así lo recoge el sumario, en el que se incorporan las conversaciones de Whatsapp que mantuvieron Luceño y Elena Collado en marzo de 2020 para traer a Madrid material sanitario en la primera ola de la pandemia.

«Ya me ha dicho Luis que le llamó Almeida», recoge uno de los mensajes entre Luceño y Collado. El comentario tiene lugar el 26 de marzo de 2020 después de que este alto cargo del Consistorio le emplazara a comprobar si estaba todo correcto en los contratos relativos a la compra de las mascarillas.

Según las actuaciones, el mensaje se produjo mientras Luceño negociaba con Elena Collado la compra-venta de las mascarillas. Según la querella, esta persona era también consejera de la Empresa de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid.

Las negociaciones se llevaron a cabo entre esta persona y Alberto Luceño, quien se presentó como «experto en importación de productos procedentes del mercado asiático, con fábricas en China a su disposición, y como agente exclusivo de la empresa malaya EEE, a través de la cual se iba a realizar la importación».

En los mensajes, Elena Collado agradece en varias ocasiones las gestiones de Alberto Luceño y le llega a decir: «En tus sabías manos estamos».

AGRADECIDO POR UNA DONACIÓN

Tras hacerse pública la querella de la Fiscalía Anticorrupción, Almeida aclaró la relación del Ayuntamiento con los comisionistas al aparecer que Medina fue la persona que contactó con el Consistorio, aprovechando su condición de personaje público y «su amistad con un familiar del alcalde de Madrid».

«La llamada que yo hago a Luis Medina… vamos a ver, parece ya sorprendente el reconocimiento de una llamada, que diga en qué consiste y que eso me incrimine. Estamos llegando a extremos surrealistas. Si lo sé, es que no lo digo. Pero si digo que llamo a Luis Medina, digo el objeto de la llamada a Luis Medina», expuso el pasado viernes 8 de marzo.

«Sí, hice la llamada a Luis Medina, sí, después de la formalización del contrato, y sí, porque donó 183.000 mascarillas en el Ayuntamiento. Entenderán que si hubiera sabido que Luis Medina iba a emplear dinero del Ayuntamiento en lo que lo empleó, no le hubiera hecho esa llamada», zanjó.

Los mensajes incluyen también una conversación de abril de 2020 en el que la responsable de compras del Consistorio y Luceño acuerdan que un total de 50.000 mascarillas fueran destinadas al Hospital Puerta de Hierro en el que trabaja su mujer.