Madrid se queda sin sanitarios: al déficit en las urgencias se suma el despido de contratos covid  

Hospital Enfermera Isabel Zenda, cama de hospital

Imagen de unas camas del Hospital Enfermera Isabel Zendal de Madrid. (Foto: Comunidad de Madrid)

“Volverán a decir aquello de que ‘no hay médicos’”. El déficit de sanitarios en la Comunidad de Madrid se agravará en las próximas semanas tras la decisión del Gobierno de Ayuso de prescindir de miles de profesionales contratados de refuerzo contra el Covid. En concreto, serán despedidos 6.000, lamentan los sindicatos. Una decisión que llega con las urgencias de varios hospitales con problemas en sus plantillas.

Desde hace varios meses las organizaciones sindicales vienen alertando de la situación en las urgencias del Hospital de Infanta Sofía. “Son ya un problema crónico”, afirman delegadas sindicales de Amyts del hospital construido en San Sebastián de los Reyes, que denuncian, una vez más, el “abandono” que sufre este servicio. No hay personal suficiente.

“Desde noviembre se han marchado siete urgenciólogos a otras urgencias”, destacan estas trabajadoras, que achacan esto a las condiciones laborales en el centro. Se van, aseguran, “por mejores contratos”, “mejores condiciones del trabajo” y “por una mejor calidad de vida”. Según explican desde el sindicato, en los dos últimos años “queda sin cubrir siempre al menos uno de los puestos de guardia de sábados, domingos y festivos” de las urgencias. Y no es porque no se hagan guardias. “Gran parte de la plantilla lleva realizando en estos años hasta 7-9 guardias al mes”. La cuestión es que no dan más de sí. “Están agotados”.

Esta situación se produce “pese a que contamos con los contratos Covid”, admiten las delegadas de Amyts. Por lo que todo hace pensar que cuando estos sanitarios no estén el panorama empeorará. Las urgencias del Infanta Sofía no son las únicas que afrontan una falta de personal. En las del Hospital del Tajo también se han registrado problemas.

En las últimas semanas las denuncias de los sindicatos por la gestión de sus urgencias se han sucedido. El centro tiene una “falta de coordinación y organización” evidente, han asegurado. Ante el déficit de facultativos en este servicio se ha ordenado adscribir al mismo “a médicos de otras unidades y especialidades sin experiencia”, criticó Amyts hace unos días, “poniendo en riesgo la seguridad del paciente”.

La Sección Sindical de CSIT en este hospital también ha reclamado el refuerzo urgente la plantilla de un centro que da cobertura a unos 80.000 ciudadanos mediante la contratación de personal facultativo.

Adiós a 6.000 contratos Covid

Mientras estos problemas se suceden, esta semana la Comunidad de Madrid adelantaba que no renovará los contratos a miles de profesionales contratados para combatir la pandemia, que vencían este marzo. En torno a 6.000 sanitarios (el 60%) se irán a la calle, según las organizaciones sindicales presentes en la Mesa de Sanidad de la región. La Consejería de Sanidad únicamente estabilizará a 3.937 de esos contratos Covid.

Una decisión que han condenado de manera unánime los sindicatos, que avisan de que el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) necesita a esos profesionales para cubrir el actual déficit, que iría a más al prescindir de ellos.

Las listas de espera, por ejemplo, están desbocadas. Tal y como ha publicado EL BOLETIN recientemente, en tan solo un mes, entre diciembre de 2021 y enero de este año (últimos datos facilitados por la Comunidad) las personas que esperan cita para ver al especialista aumentan en casi 24.000. En concreto, se incorporan casi 800 pacientes más cada día.

Además, las urgencias de la Atención Primaria, conocidas como SUAP, van a cumplir dos años cerradas. Y no hay noticias sobre su reapertura.

Nuevas movilizaciones a final de mes

A finales de este mes de marzo sindicatos y colectivos en defensa de la sanidad pública regresarán a la calle “en defensa de la Atención Primaria”. En concreto, más de un centenar de organizaciones, entre las que están FADSP, CCOO o UGT, protagonizarán una gran movilización estatal que tendrá lugar en Madrid el 27 de marzo. ¿El objetivo? “Salvar este pilar básico del sistema público de salud de la actual crisis que atraviesa”, afirman.

Entre sus reclamaciones, aumentar el presupuesto en la sanidad pública o incrementar el actual número de profesionales de Primaria a cifras cercanas a las que hay en países del entorno.