Madrid abre la puerta a recuperar las clases online tras las navidades

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en la Real Casa de Correos. (Foto: Comunidad de Madrid)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Comunidad de Madrid no descarta recuperar las clases online tras las tradicionales fiestas navideñas. Ante el estallido de casos de Covid-19 provocado por la variante ómicron, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso está estudiando dos escenarios para la vuelta a las aulas en enero. Por un lado, “normalidad” en todos los niveles educativos; por otro, “semipresencial” para los alumnos de 3º y 4º de Secundaria y Bachillerato.

En este último escenario, explican desde el Ejecutivo regional, los estudiantes de Infantil y Primaria, así como los de 1º y 2º de ESO “acudirían con normalidad a clase” con las medidas sanitarias de prevención relativas a la mascarilla y la ventilación. Para los más mayores, por su parte, habría “semipresencial” y “educación online”. “Se trataría de una medida temporal hasta la normalización de la situación epidemiológica”, apuntan desde la Comunidad.

Según ha afirmado Isabel Díaz Ayuso, “la vuelta al colegio es algo que estamos ahora mismo tratando”. “Queremos ver cómo evoluciona la pandemia durante estas semanas hasta que se experimente la caída en picado de los contagios y, por eso, lo que solemos hacer es tomar decisiones con pocos días de antelación para hacerlo de manera certera y no causar daños mayores”, ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Tal y como ha dicho, “estamos estudiando dos escenarios”. “Uno sería el de la vuelta con total normalidad y otro de semipresencialidad, donde los mayores podrían turnarse las clases, hacerlo de manera alterna, para de esta manera seguir hacia delante y que las clases no se paren”, ha defendido.

Asimismo, sobre la mesa está la “posibilidad de que se pueda hacer un refuerzo de vacunación y de test de antígenos entre los niños, sobre todo, entre los más pequeños”. Algo para lo que, ha continuado, “hace falta, por un lado, que los padres llevan a los hijos a vacunar y, por otro lado, que el Gobierno nos suministre más vacunas para asegurarnos de que todas las familias pueden acceder a ella”.