Los socios del Gobierno se plantan contra la reforma laboral pactada con la CEOE

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, en la sesión de control. (Foto: Congreso)

La vicepresidenta y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, en la sesión de control. (Foto: Congreso)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Consejo de Ministros ha dado luz verde este martes a la reforma laboral acordada con sindicatos y patronal. Una reforma “que pasa página a la precariedad” en España, ha afirmado la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, para quien “hoy no es un día cualquiera”. Según ha afirmado, “es uno de los días más importantes del Gobierno y de esta legislatura”. No obstante, el camino parlamentario de esta reforma se complica a tenor de la posición de los socios del Ejecutivo.

Tanto ERC como EH Bildu han dejado claro su rechazo a lo pactado con la CEOE. Para ambos partidos, que son socios presupuestarios del Gobierno de coalición, no se trata de una derogación real de la reforma del PP.

“No es una derogación de la reforma laboral, ni siquiera parcial”, ha asegurado Mertxe Aizpurua, portavoz de EH Bildu en el Congreso, que ha dejado claro que solicitarán que se tramite como proyecto de ley. “Si queda como está no contará con nuestro apoyo”, ha avisado antes de incidir en que “tienen que cambiar muchas cosas”. En su opinión, “no da respuesta” a las necesidades del mercado laboral.

Igual de crítico se ha mostrado Gabriel Rufián. El portavoz de Esquerra ha señalado que “han empezado la casa por el tejado” y “se han dedicado muchas horas a interpelar, a negociar con la patronal y cero horas a negociar con ERC”. “De momento pinta regular”, ha dicho. Es más, esta formación votaría en contra.

“Estamos en un ‘no’ bastante claro”, ha adelantado Rufián, que ha censurado que “venden humo y hay muchísimo margen de mejora”.

“Humo, exactamente humo, no es”

Preguntada por estas posturas, Díaz ha defendido el diálogo y ha asegurado que seguirá hablando con aquellas formaciones políticas que vienen apoyando al Ejecutivo. “Este Gobierno no se levanta de las mesas, va a dialogar con todo el mundo”, ha reiterado, con “especial atención” a aquellos partidos que “dan apoyo singular al Gobierno”.

Dicho esto, ha afirmado que “la vocación es mantener este texto”, en relación al acuerdo con los agentes sociales, y “en principio deberíamos de respetarlo”. Asimismo, ha respondido a las críticas de Rufián. “Humo, exactamente humo, no es”.

CEOE rechaza tocar “una sola coma” del acuerdo

Por su parte, la CEOE ha avisado que no permitirá que se cambie el acuerdo. El vicepresidente de la patronal y presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha afirmado que “no están dispuestos” a que “se toque una sola coma” del texto cerrado.

“Aspectos de los que hablan algunos partidos políticos como la prevalencia del convenio autonómico rompería la unidad de empresa. No estaríamos conformes y nos saldríamos del acuerdo”, ha dicho en declaraciones a Europa Press. Para Amor “si PSOE y Unidas Podemos participan en el cambio de lo sustancial, sería una traición al diálogo social y nos replantearíamos qué ocurriría en futuras negociaciones”.