Los sanitarios, en pie de guerra en Andalucía ante el “ataque” a sus derechos en pleno covid

Un trabajador sanitario protegido sostiene una de las probetas utilizadas para la realización de tests PCR
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las nuevas medidas decretadas por la Junta de Andalucía en el ámbito sanitario para la gestión del covid-19 han puesto en pie de guerra a los sindicatos. La orden del 8 de noviembre del Gobierno de Juan Manuel Moreno Bonilla restringe los derechos de los 120.000 profesionales del sistema sanitario público andaluz, como dicen los sindicatos, y es el “mayor ataque de la historia reciente” contra este colectivo.

Así lo denuncian SATSE, SMA, CSIF, CCOO y UGT que han anunciado una serie de movilizaciones conjuntas, que arrancan este jueves 12 de noviembre. Los sindicatos que forman la mesa sectorial se concentrarán ante las puertas de los centros de Atención Primaria, denunciando además su “saturación” y la necesidad de un “verdadero plan de reactivación que evite el colapso en el que se encuentran”.

Las organizaciones sindicales han censurado la “falta de sensibilidad” de la Consejería de Salud hacia estos profesionales, que llevan ocho meses “trabajando al 200%”, “dándolo todo para recibir un tratamiento indigno por parte de los dirigentes políticos en el Gobierno de la Junta de Andalucía”, remarcan. Y es que, tal y como lamentan, “se han pasado de los aplausos y los monumentos, a que los profesionales no tengan derecho a cuidar de sus familiares, de no poder descansar entre turno y turno” o “de tener que depender del capricho de un gerente para poder disfrutar de sus días de vacaciones”.

Tampoco, critican a tenor de la mencionada orden, “de tener que hacer funciones que no son propias de su profesión, de poder ser destinados donde y cuando quieran ellos, además de contar con poder para contratar a dedo a quienes deseen”. Toda una serie de modificaciones “con la excusa de una pandemia que necesita de buenos gestores, trabajadores y expertos en este terreno, y no de unos gestores que no conocen otra cosa que el ordeno y mando”.

Para los sindicatos se trata de “una acción deplorable que encubre un procedimiento con mala fe en contra de los derechos consolidados de los trabajadores y trabajadoras”. De ahí que vayan a presentar batalla. Van a emprender las medidas legales “oportunas” para que “se queden sin efecto esta sarta de insultos que, en forma de orden, están recibiendo los que hace poco eran los héroes, y que la Consejería de Salud ahora quiere convertir en esclavos”.

La concentración de este jueves va a ser el pistoletazo de salida a un calendario de movilizaciones todos los martes y jueves en hospitales y centros de Atención Primaria de toda Andalucía hasta que no se derogue dicha orden.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA