Los pensionistas, hartos de Sánchez: retomarán las movilizaciones en la calle

Jubilados pensionista persona mayor
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

“Es un nuevo incumplimiento del Gobierno del PSOE”. Los pensionistas están hartos. La decisión de Pedro Sánchez de retrasar la revalorización de las pensiones públicas un 0,9%, en línea con el IPC, hasta que se conforme un nuevo Ejecutivo no les ha gustado nada. Tal es así que este colectivo redoblará su pulso y retomará en los próximos días sus movilizaciones.

Para los pensionistas la medida, anunciada este viernes tras el Consejo de Ministros, el último del año, “nos deja en una situación de deterioro total”. Así lo denuncian desde la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones (Coespe) que recuerda que “no somos responsables del desgobierno”. Tampoco “de la dejación de responsabilidad” de PSOE y PP en los últimos años y de unas reformas que iban dirigidas a minar el sistema público, dice Leopoldo Pelayo, representante de esta formación, en declaraciones a EL BOLETÍN.

Según Pelayo, algunas formaciones políticas han estado utilizando electoralmente a los pensionistas, entre otros colectivos sociales, para “sacar adelante sus propuestas”. Y es que precisamente, el Gobierno, con la congelación de la subida, aumenta la presión en torno a sus socios. Presión que también ejercerán los pensionistas, pero a Sánchez.

La Coordinadora regresará a las calles tras el parón navideño con todo un calendario de movilizaciones, que pasa por protestas todos los lunes en las plazas de los ayuntamientos de casi la totalidad de España –denominados como ‘Lunes al sol’-, así como concentraciones los segundos miércoles de cada mes ante las puertas del Congreso de los Diputados, entre otras iniciativas.

“No vamos a dejar las movilizaciones, vamos a seguir en las calles”, asegura Leopoldo Pelayo, que adelanta que se irá ampliando este calendario de acciones “en función de la situación”, ya que están dispuestos a dar “una respuesta más contundente” si no hay cambios.

En todas estas concentraciones, como la mencionada ante la Cámara baja, los pensionistas emplazarán al Ejecutivo a abrir una negociación y una mesa de diálogo en la que ellos estén de una vez por todas. Y lo reclamarán porque hasta ahora el Ministerio de Trabajo que encabeza Magdalena Valerio ha hecho “oídos sordos” a sus propuestas.

“Tenemos que pasar de las palabras a los hechos”, remarca el representante de Coespe, que afirma que los pensionistas están “hartos de las palabras” y de que se prioricen “los intereses de los partidos y no se solucionan los problemas de la gente”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA