Los ‘no nacidos’ computarán para pedir el cheque guardería en Madrid

Guardería
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Comunidad de Madrid ha introducido en las bases reguladoras de la concesión del cheque guardería la opción de poder solicitar la ayuda en el primer ciclo de educación infantil cuando el niño aún no haya nacido.

Así aparece recogido en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) en una resolución conjunta de la Consejería de Educación y Juventud y de la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, que modifica la orden que establece las bases reguladoras para la concesión de becas para la escolarización en el primer ciclo de Educación Infantil en centros de titularidad privada, conocidas popularmente como cheques guardería.

Así entre los requisitos que los alumnos deberán reunir, a la finalización del plazo de presentación de solicitudes, se establece el supuesto de “haber nacido o estar previsto el nacimiento con anterioridad a la fecha que se determine en cada orden de convocatoria”, según recoge Europa Press.

La orden establece que con el fin de “adecuar la composición” de la unidad familiar a la “realidad social y económica actual” se considera necesario ampliar los miembros computables de la unidad familiar a los hijos solteros menores de veinticinco años. Asimismo, también se ha considerado “conveniente” incluir a los hijos “todavía no nacidos” en el momento de finalización del plazo de presentación de solicitudes, como una ayuda a la familia y como medida “de fomento de la natalidad y de apoyo a la mujer embarazada y a la maternidad”.

Fuentes de la Consejería de Educación han explicado a Europa Press que la opción de que las familias puedan pedir esta ayuda, aunque el niño aún no haya nacido es un aspecto novedoso que se introduce en las bases que regulan la concesión de esta beca.

Así, los no nacidos computarán a la hora de resolver la asignación de las convocatorias en el caso de que las familias opten por centros privados, dado que los de gestión indirecta y directa los alumnos tienen la gratuidad en la escolaridad.

“Dada la favorable acogida que esta iniciativa ha tenido entre las familias madrileñas a través de las convocatorias anuales publicadas desde dicho año, la Consejería de Educación y Juventud considera conveniente no solo el mantener estas becas sino actualizar su regulación con el objeto de adaptarse a una realidad social en constante evolución, por lo que a través de la presente orden se procede a la modificación de las bases reguladoras para la concesión de becas para la escolarización en centros de titularidad privada”, recoge la resolución.

También se va a dotar de una “mayor prevalencia” a la condición de niño con discapacidad en el otorgamiento de las becas de educación infantil y por tanto se modifica la puntuación del criterio de discapacidad si el niño solicitante de beca reúne tal condición.