Los líderes del G7 prometen 1.000 millones de vacunas contra el Covid-19 para los países más pobres

Vacuna de AstraZeneca

Vacuna de AstraZeneca: Autor: AstraZeneca

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los líderes de las economías del G7, reunidos en el Reino Unido, tienen previsto anunciar un compromiso de proporcionar 1.000 millones de dosis de las vacunas contra el coronavirus a los países más pobres como parte de un plan para “vacunar al mundo” antes de finales de 2022.

Según publica Financial Times, la medida, que se presentará al comienzo de la cumbre de tres días, está pensada para responder a las críticas de que los gobiernos occidentales se han quedado con la mayor parte de las vacunas contra el Covid-19 para inmunizar a sus propias poblaciones. Es también un intento de contrarrestar la “diplomacia de las vacunas” de Beijing y Moscú, que se han apresurado a vender sus vacunas a los países en desarrollo.

Como anfitrión de la cumbre del G7 en Cornualles, el primer ministro Boris Johnson tiene previsto anunciar el viernes que el Reino Unido donará 100 millones de dosis de vacunas excedentes en los próximos 12 meses, señala el diario británico.

Ayer mismo, el presidente estadounidense Joe Biden desveló por su parte el compromiso de comprar 500 millones de las vacunas contra el Covid-19 fabricadas por BioNTech/Pfizer y donarlas a algunos de los países más pobres del mundo. Esto incluye 200 millones este año y el resto en la primera mitad de 2022.

“Se trata de nuestra responsabilidad, de nuestra obligación humanitaria de salvar tantas vidas como podamos”, aseguró.

La UE ha prometido por separado 100 millones de dosis para los países africanos y otras naciones en desarrollo para finales de año. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, afirmó este jueves en el Elíseo que impulsará que el G7 “levante los obstáculos” para acelerar la vacunación en África y alcanzar una tasa de inmunización del 40% a finales de 2021 y del 60% a finales del primer trimestre del próximo año.

Las vacunas donadas por EEUU y otros miembros del G7 tendrían que ser “igualadas” por un compromiso adicional de los fabricantes de medicamentos de regalar el equivalente al 10% de su producción de dosis, añadió Macron.

Los diplomáticos británicos han calificado la reunión de Carbis Bay como una “cumbre de las vacunas”, subrayando que los países del G7 ilustrarían su redescubierto enfoque colectivo al abordar el Covid-19.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA