Los funcionarios reclaman una jornada de 35 horas y una oferta de empleo público de 4.000 plazas

Manifestación del CSIF

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, reclama al Gobierno de Pedro Sánchez la devolución de la estructura salarial previa al recorte que realizó el Gobierno de Zapatero en 2010 sobre las nóminas de los empleados públicos (un 5% de media), lo que permitiría cobrar de nuevo las pagas extras de manera íntegra.

En un comunicado del sindicato, CSIF informa que ha trasladado a la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, la necesidad de derogar la instrucción de jornada y horarios que estableció durante la crisis una jornada mínima de 37,5 horas, con el fin de que se pueda aplicar la jornada laboral de 35 horas, como ocurre ya por otra parte tanto en Andalucía y Extremadura.

CSIF y Batet han mantenido este lunes una reunión en la que el sindicato ha salido con buenas sensaciones ante la “voluntad de diálogo” de la ministra.

Las demandas de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios exigen una oferta de empleo público extraordinaria de 4.000 plazas en la Administración General del Estado que se sumaría a las plazas que ahora se están negociando (8.151 de nuevo ingreso, 2.863 de estabilización de plazas interinas y cerca de 6.000 de promoción interna).

Además, el sindicato “ha sugerido a Batet que traslade a la Administración General del Estado el acuerdo histórico en materia de conciliación alcanzado en Andalucía. Las empleadas y empleados públicos de esta comunidad autónoma disfrutarán de permisos de paternidad y maternidad intransferibles de 20 semanas en 2020”, asegura el comunicado.