Los bancos que recortaron el dividendo dieron más crédito que aquellos que no lo hicieron

Banco de Espana

Banco de España. Autor: Jaime Pozas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Aquellos bancos que limitaron el reparto de dividendos tras las recomendaciones del Banco Central Europeo (BCE) concedieron “significativamente” más crédito a empresas que aquellos que realizaron por completo los pagos previstos. Así lo constata un artículo analítico publicado hoy por el Banco de España, que constata no obstante que esta diferencia se vio compensada en parte por los avales del ICO.

De acuerdo con el artículo publicado hoy, siete de las doce entidades españolas consideradas repartieron la totalidad del dividendo propuesto con cargo a los resultados de 2019: BBVA, Banco Sabadell, Bankia, Bankinter, Abanca, Ibercaja y Grupo Cajamar. Mientras, otras cinco entidades –Banco Santander, Caixabank, Kutxabank, Liberbank y Unicaja– suspendieron parte o la totalidad del dividendo.

En conjunto, a lo largo de 2020 estas 12 entidades repartieron dividendos con cargo a los beneficios de 2019 por un importe de alrededor de 5.021 millones de euros, lo que representa en torno al 67,8% de los dividendos inicialmente propuestos con cargo al beneficio de 2019.

Aunque la recomendación del límite a los dividendos fue común para todo el sector financiero, algunas entidades ya habían aprobado en sus juntas de accionistas el reparto de beneficios, por lo que la medida no afectó a todos por igual. En ese sentido, el análisis del Banco de España muestra que las entidades “que limitaron el reparto de dividendos concedieron significativamente más crédito a las sociedades no financieras después de la entrada en vigor de dicha recomendación (entre un 12% y un 23% más) que aquellas que no lo hicieron”.

“La restricción de dividendos parece haber tenido efectos significativamente positivos y económicamente relevantes en la concesión de crédito”, señala la institución que dirige Pablo Hernández de Cos. “Esto sería coherente con la hipótesis de que los bancos utilizan su mayor capital para incrementar el crédito”.

Avales del ICO

No obstante, las diferencias parecieron “diluirse” a partir de julio de 2020, lo que podría explicarse por el hecho de que la prórroga en el reparto de dividendos a partir del segundo trimestre afectaría a todas las entidades por igual.

Por otro lado, el BdE destaca que “las empresas que han recibido préstamos con garantías públicas han obtenido más crédito de los bancos que no repartieron dividendos que de los que sí lo hicieron, lo que sugiere una posible complementariedad entre ambas medidas”.

La institución subraya además que el análisis “se centra solo en examinar el impacto que las restricciones de dividendos han tenido sobre el volumen de crédito, sin considerar su efecto sobre la calidad de este, ni tampoco si se ha canalizado a empresas más viables o con mejores perspectivas”.