Lloyds alcanza un acuerdo con Google Cloud para impulsar su transformación a la nube

Sucursal de Lloyds Bank
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La entidad financiera con sede en Reino Unido Lloyds Banking Group ha alcanzado un acuerdo de colaboración de cinco años de duración con Google Cloud para impulsar su evolución digital y su programa de transformación integral hacia la nube, según ha informado la compañía tecnológica en un comunicado.

Esta colaboración estratégica entre ambas empresas hará que Lloyds Banking Group implemente varios servicios de Google Cloud para «agilizar, modernizar y mejorar la experiencia» de los 26 millones de clientes con los que cuenta la entidad.

La puesta en marcha de este acuerdo se enmarca en el compromiso de la entidad financiera de invertir 3.000 millones de libras esterlinas (3.435 millones de euros) para transformarse y alcanzar el éxito en un mundo digital.

Los expertos de Google Cloud colaborarán con Lloyds Banking Group para mejorar la ingeniería de sus procesos con el fin de aumentar la eficiencia y ofrecer nuevos e innovadores servicios a los clientes del banco, ya sean particulares o empresas.

El director de Transformación de Lloyds Banking Group, Zaka Mian, ha remarcado que «como mayor banco digital del Reino Unido» han avanzado mucho en la transformación no solo de sus sistemas, sino también de su forma de trabajar, y ha afirmado que esta colaboración les brinda «una ventaja estratégica para seguir siendo líderes en tecnología bancaria».

«El alcance de nuestra transformación digital es enorme y las capacidades de Google Cloud nos ayudarán a llevarla a cabo acelerando la innovación y, al mismo tiempo, permitiéndonos ofrecer nuevos servicios a nuestros clientes de manera rápida y a gran escala», ha resaltado.

Por su parte, el consejero delegado de Google Cloud, Thomas Kurian, ha asegurado que están «orgullosos» de trabajar con una entidad histórica como Lloyds Banking Group, que ha contribuido a crear, y sigue redefiniendo, la nueva generación de servicios financieros en un momento en el que los clientes quieren poder acceder a su dinero «de manera segura y sin esperas, con el nivel de modernidad del que disponen en otros ámbitos de sus vidas».