Lidl prevé repetir récord de inversión en España tras facturar un 9% más

Supermercado LiDL
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Lidl ha dado a conocer este martes sus cifras de negocio en España a lo largo del año 2016. La cadena de distribución minorista se ha marcado el reto de mantener este año su volumen récord de inversión en el mercado español, en el que ha logrado incrementar en un 9,4% su facturación.

A lo largo del pasado ejercicio, la firma de origen alemán ha registrado ingresos por 3.335 millones de euros en España. En este mismo periodo, la compañía ha informado de una inversión récord de 368 millones destinada fundamentalmente a la construcción de nuevos establecimientos y la reconstrucción integral de otros ya operativos. Este año, el objetivo está en volver a rebasar los 300 millones.

El director general financiero de Lidl España, Ferrán Figueras, ha confirmado que al término del año pasado consiguieron colocarse como quinto operador del sector en España. Así, su cuota de mercado alcanzó el 4,1%, un 0,5% más que al cierre del ejercicio precedente.

Un 80% de su plantilla recibió formación el año pasado y se incorporó a 1.000 trabajadores más. La compañía ha subrayado que ofrece el sueldo mínimo más elevado del sector con 8,57 euros por hora según su nuevo convenio que afecta a una plantilla con contrato indefinido en un 95% de los casos.

Por lo que se refiere a la estrategia de expansión, el directivo no ha descartado la posibilidad de adquirir otra cadena de supermercado a largo plazo, si bien ha insistido en que esa no ha sido “nunca” la estrategia de Lidl, que prima el crecimiento orgánico. Además, se ha reforzado el peso de la logística, con la puesta en funcionamiento de su décima plataforma en el país, que según el grupo será la “más grande, sostenible y avanzada” de la firma cuando opere a pleno rendimiento en el año 2018.

Los productos frescos incrementaron un 11,8% su peso en el catálogo de sus tiendas en el último año, con lo que ya representan más del 30% del surtido. Asimismo, el producto español representa más del 70% de su surtido, lo que supone más del doble de la cuota de la que gozaba hace solo siete años. El grupo compró género en España por 3.200 millones de euros, de los que 1.700 millones se destinaron a la exportación a las 10.000 tiendas repartidas por el resto de Europa.