Vuelve el optimismo a Chile por el repunte en el precio del cobre

La subida que el precio del cobre ha registrado en el último mes, acentuada por el alza del 5,5% registrado la pasada semana, ha devuelto el optimismo a los expertos del sector, fundamental para proteger a la economía chilena de la crisis financiera mundial. El vicepresidente ejecutivo de Cochilco, Eduardo Titelman, ha asegurado que en esta nueva tendencia del metal rojo no existe ningún fenómeno especulativo, sino una clara mejora de la demanda.

El factor principal que ha motivado el alza de los precios es la demanda de China, que aumentó durante el primer trimestre un 97% respecto al mismo periodo del año anterior, además en el mes de abril el gigante asiático importó un record de 317.900 toneladas de cobre refinado.

Las compras de China se destinan a la acumulación de reservas y al propio consumo, porque su economía seguirá creciendo. La etapa de desarrollo en que se encuentra China hace que sea intensiva en el uso de metales base y su peso en el consumo de estos minerales es mucho más importante que en otros productos como el petróleo. Muchas compañías siderúrgicas chinas están convencidas de que la demanda se recuperará pronto. Nipón Steal ya ha asegurado que a finales de junio aumentará su demanda.

Otro factor de gran importancia está relacionado con el uso responsable de la energía y del medio ambiente, que ha favorecido un uso más intensivo del cobre. La rentabilidad del valor de cobre ha propiciado que Cochilco modifique al alza sus estimaciones de precio para este año y el próximo ya que las perspectivas económicas han mejorado, y consideran que las expectativas mejorarán todavía más a largo plazo.

Las noticias negativas para el sector del cobre llegan desde Japón y EEUU. La contracción en el primer trimestre del 15,2% del Producto Interior Bruto (PIB) del país nipón alarma a los analistas, ya que es la mayor caída registrada desde el final de la II Guerra Mundial en el cuarto mayor consumidor mundial de cobre. En EEUU se ha informado de descensos récord, durante el mes de abril, de los inicios y permisos de construcción. Se espera que cuando estos países desarrollados salgan de la crisis presionen el acelerador para construir lo que no han podido hacer durante la recesión.

El vicepresidente ejecutivo de Cochilco, Eduardo Titelman, ha manifestado con claridad que este es el momento para empezar a explorar, invertir y desarrollar proyectos mineros que entren en producción cuando el precio alcance, de nuevo, altos niveles.

Las mejorías también se aprecian para aquellas compañías que han decidido invertir en yacimientos de oro. La última ha sido Barrick, que ha anunciado que participará en el tercer mayor proyecto de oro de Chile, a través de una participación minoritaria en la compañía canadiense Andina Minerals en la región de Atacama.

En el acuerdo se establece que Andina recibirá derechos de exploración de Barrick en el proyecto Volcán de Oro, además de una serie de aplicaciones en torno a ese yacimiento. Andina, por su parte, emitirá dos millones de acciones comunes para Barrick, el 2,5% de las acciones ordinarias, y al pasar un año le pagará en acciones un equivalente a millón y medio de dólares.

En julio de 2008 Andina estimó que los recursos de Volcán crecieron un 126% desde 2,93 a 6.62 millones de onzas de oro contenidas y recursos inferidos de 3,28 millones de onzas de oro. Volcán se podría convertir en uno de los tr4es mayores proyectos auríferos del país, sólo superado por Cerro Casale, con 23 millones de onzas, y Pascua Lama, con más de 17 millones de onzas.