Las tareas del nuevo embajador en La Habana

Cuba La Habana capitolio
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Acaba de presentar sus cartas credenciales ante las autoridades cubanas el nuevo embajador, Juan José Buitrago de Benito y nada mejor que para comenzar, el propio canciller Bruno Rodríguez haya estado presente en la ceremonia, cosa poco habitual porque en estos casos el Ministro suele delegar en otros subalternos.

Y he aquí la importancia del acontecimiento, la relevancia y el valor concedidos a las relaciones con España. Buen inicio para Buitrago de Benito, que como tarea número uno deberá fortalecer esa relación a la que algunos otros países de la Unión Europea han sabido ganar una buena distancia.

Pero como reza el refrán con aquello de que no van bien los de alante si los de atrás corren bien, España tiene a su favor esa histórica y controvertida relación, casi de familia, con esta isla del Caribe. El embajador lo sabe y conoce. Es licenciado en Geografía e Historia. Nadie mejor que él para saber que a EEUU lo tenemos a 90 millas náuticas de nuestras costas y que la historia de Cuba está imbricada con la de España.

Otra de las tareas serán las más de cien empresas hispanas radicadas en la isla, las altas y bajas con la deuda, los nuevos inversionistas, el número cada vez más creciente de cubanos convertidos en ciudadanos españoles y, sobre todo, interpretar el rumbo del país durante su permanencia y de cara a sus relaciones con la potencia imperial vecina.

Vamos, que trabajo y deberes tendrá, en acción y pensamiento, el embajador Buitrago de Benito.