Las nucleares comparecen a puerta cerrada en el Congreso tras la amenaza de cierre

Central nuclear energia

Central nuclear

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico del Congreso de los Diputados acoge mañana las comparecencias de algunos de los principales responsables de la energía nuclear en España. La cita, que se realizará a puerta cerrada, llega en plena batalla entre el Gobierno y las eléctricas por las medidas aprobadas por el Ejecutivo para abaratar el recibo de la luz, y que han provocado incluso la amenaza de cierre de las plantas nucleares.

De acuerdo con la agenda del Congreso, durante mañana jueves se realizarán varias comparecencias en relación con los informes de actividades realizadas por el Consejo de Seguridad Nuclear durante los años 2017, 2018, 2019 y 2020.

Entre ellas, están previstas las intervenciones de Gonzalo Carbó de Haya, director general de Energía Nuclear Endesa, y de Francisco López García, director de Iberdrola Generación Nuclear. También la de José Luis Navarro Ribera, presidente de ENRESA, la empresa pública de gestión de residuos radioactivos. Todas ellas se realizarán a puerta cerrada en la Sala Sagasta del Congreso.

Las comparecencias llegan después de que el real decreto aprobado por el Gobierno para frenar la subida de la luz haya tenido una fuerte respuesta por parte del sector eléctrico. En un duro comunicado, Foro Nuclear expresaba ayer su “rechazo” a una norma que “ahonda más en la penalización” de la electricidad generada por esta vía y amenazaba incluso con cerrar las centrales actualmente en funcionamiento.

El real decreto-ley aprobado en el Consejo de Ministros, “aun siendo de aplicación temporal, ahonda aún más en la penalización a la generación eléctrica de origen nuclear”, criticaba la patronal, que pide que no se aplique sobre la energía nuclear y advierte que “abocaría al cese de la actividad de todo el parque nuclear”.

De acuerdo con sus cálculos, en el caso de que entrase en vigor la nueva norma, el precio de venta real de la generación eléctrica nuclear, una vez minorado el precio del CO2, no debería ser inferior a 57-60 euros/MWh con el nivel impositivo actual. “De no ser así, sería imposible la continuidad de las centrales nucleares españolas”.

Para el presidente de Foro de la Industria Nuclear Española, Ignacio Araluce, “el cese anticipado de la tecnología de generación que más electricidad produce en España y que más emisiones de gases de efecto invernadero evita conduciría a un cierre desordenado de la generación nuclear, a la consiguiente pérdida de puestos de trabajo y tejido industrial, a una mayor dependencia energética del exterior y a un incremento de la volatilidad del precio en el mercado mayorista”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA