Las eléctricas amenazan con cerrar sus centrales nucleares tras las medidas del Gobierno

Central nuclear de Trillo - Autor: CSN

Central nuclear de Trillo. Autor: CSN

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

“Rechazo de la industria nuclear” al proyecto de Ley aprobado hoy por el Gobierno para abaratar el recibo de la luz. Foro Nuclear, la patronal del sector, critica que el texto legal “ahonda más en la penalización” de la electricidad generada por esta vía y amenaza incluso con cerrar las centrales actualmente en funcionamiento.

El Real Decreto-ley aprobado en el Consejo de Ministros de hoy, “aun siendo de aplicación temporal, ahonda aún más en la penalización a la generación eléctrica de origen nuclear”, critica la patronal, que pide que no se aplique sobre la energía nuclear y advierte que “abocaría al cese de la actividad de todo el parque nuclear”. De acuerdo con sus cálculos, en el caso de que entrase en vigor la nueva norma, el precio de venta real de la generación eléctrica nuclear, una vez minorado el precio del CO2, no debería ser inferior a 57-60 euros/MWh con el nivel impositivo actual. “De no ser así, sería imposible la continuidad de las centrales nucleares españolas”.

“El proyecto de Ley tiene como finalidad minorar el precio del CO2 de la retribución de aquellas instalaciones que se pusieron en servicio antes del 25 de octubre de 2003, previamente al establecimiento por parte de la Unión Europea del mercado de derechos de emisión de CO2”, recuerda Foro Nuclear.

Las centrales nucleares españolas funcionan con autorizaciones de explotación que se renuevan periódicamente. Las actualmente vigentes fueron solicitadas por sus titulares y concedidas por el Gobierno con posterioridad a dicha fecha. “Por tanto, en el momento de la solicitud, y para llevar a cabo las decisiones de inversión necesarias, se tuvieron en cuenta el mecanismo de asignación de derechos de emisión de la UE y el precio del CO2 del mercado internacional”. “Con este proyecto de Ley en vigor, no se hubieran solicitado las renovaciones de las autorizaciones, varias de ellas muy recientes”.

La patronal denuncia además la “excesiva presión fiscal” que soporta el parque nuclear español. Si se une al impacto del proyecto de Ley del CO2 y a los 3.000 millones de euros previstos de inversiones a realizar hasta el cese de la operación del parque nuclear en 2035 “le conducirían a su inviabilidad económico-financiera y le abocarían al cese anticipado de la actividad”.

Para el presidente de Foro de la Industria Nuclear Española, Ignacio Araluce, “el cese anticipado de la tecnología de generación que más electricidad produce en España y que más emisiones de gases de efecto invernadero evita conduciría a un cierre desordenado de la generación nuclear, a la consiguiente pérdida de puestos de trabajo y tejido industrial, a una mayor dependencia energética del exterior y a un incremento de la volatilidad del precio en el mercado mayorista”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA