Las listas de espera en la Sanidad madrileña baten un nuevo récord y rozan ya los 900.000 pacientes

Isabel Díaz Ayuso

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Zendal, en una visita al hospital Isabel Zendal. (Foto: Comunidad de Madrid)

Las listas de espera en la Sanidad de la Comunidad de Madrid parecen no tocar techo y baten un nuevo récord. Rozan ya los 900.000 pacientes, según los datos de agosto difundidos por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. Una cifra que supone que el 13% de los madrileños esté esperando para operarse, ver al especialista o para una prueba diagnóstica. Y el plazo, de media, supera los 80 días para pasar por quirófano y los dos meses para una consulta o realizarse una prueba.

De acuerdo con la información publicada por la Comunidad de Madrid, en agosto había 886.686 personas en listas de espera en la región. En julio esta cifra era de algo más de 835.000. Y es que no para de subir. La gran mayoría está esperando para ser vistos por un especialista o realizarse una prueba.

Así, la lista de espera para una primera consulta en la región asciende ya a 612.428 pacientes. En un mes ha sumado más de 33.700 madrileños y madrileñas. Y la demora también se ha disparado. Se tarda una media de 66 días para ver al especialista, ya sea para pediatría, oncología o dermatología, entre otras áreas. Hace tan solo un mes, en julio, la demora media era de 57 días. No obstante, más de la mitad de estas personas, 385.906, llevan esperando más de 90 días (tres meses) para una consulta.

Esta situación se repite en el caso de las lista de espera para una prueba diagnóstica, con una demora media de casi 66 días también. En Madrid hay 177.696 pacientes esperando a someterse a una resonancia, una ecografía, una mamografía o cualquier otra prueba. De ellos, 96.897 más de tres meses.

El plazo para operarse tampoco es que sea más corto. La espera media quirúrgica en la Comunidad es de 81 días, aunque el 28% de las 96.562 personas que forman parte de esta lista lleva entre 90 y 180 días esperando. El mes pasado la demora media era de 71 días, 10 menos que ahora.

Hace unas semanas, tras conocerse los datos del mes pasado, CCOO denunciaba que las listas de espera habían aumentado un 43% desde que Ayuso llegó al poder en 2009.