Las (enormes) diferencias numéricas entre el primer OT y el de este año

Concursantes de OT1
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Este lunes fueron casi 4 millones de personas (30,8% de share) las que vieron la final de Operación Triunfo 2017, el fenómeno televisivo del año que ha reverdecido un formato – el de los realities – que parecía caduco. En cualquier caso, el consumo y el entretenimiento han variado tanto en España como los datos de audiencia de un ‘mismo’ programa. La final del primer OT congregó de media a 12,8 millones de personas (68% de share).

Los datos de un programa a otro no son extrapolables en la medida en la que ha cambiado profundamente el modelo de consumo audiovisual en España. La oferta de entretenimiento y las plataformas donde disfrutar de él se han multiplicado en comparación con una época donde solo existían tres canales generalistas en abierto (TVE, Antena 3 y Telecinco) y la penetración de internet reducida.

De todos modos, resulta necesario atender a los números de la primera edición de Operación Triunfo y compararlos con los de este año para confirmar lo mucho que ha cambiado el entretenimiento en España (y en el mundo, evidentemente).

Las audiencias

En primer lugar, las audiencias de OT 1 (Rosa López, David Bisbal, Chenoa y cía) tuvieron de media 7.347.000 espectadores y un 45,2% de share. Este año (Amaia, Aitana, Ana War y cía) la media está en los 2,6 millones cercano al 19% de share.

El minuto de oro en la final de este año congregó a 4.464.000 espectadores (50%). La de hace 17 años fue un hito en la historia de la televisión en España. 15.436.000 espectadores (73,4%) vieron en directo una parte de aquella final que coronó a Rosa.

Además, el festival de Eurovisión fue visto por casi 12 millones de personas (77,8%) y las votaciones por más de 14 millones.

El chat, una sección que se ha repetido este año, tuvo una audiencia media en la primera edición de 1,5 millones de personas y un 50% de share. Más del doble que en la edición de este año.

Eso sí, a favor de Operación Triunfo 2017 está la audiencia en redes sociales e internet. Los pases de micros han llegado a ser vistos en directo por más de 100.000 personas en Youtube y las canciones de Amaia o Aitana superan ya los 3 millones de visitas en esas mismas plataformas.

Los discos

Otra gran diferencia numérica entre aquel OT y el actual es la forma en la que se consume la música. En 2001 se compraban discos – aunque fueran ‘piratas’ – mientras que ahora el oyente de música lo hace a través de aplicaciones (Spotify, YouTube, etc.).

En cualquier caso, las cifras del primer OT resultaron escandalosas incluso en aquella época. Por ejemplo, los CDs de las galas de cada semana se vendían por encima de las 100.000 copias (disco de platino en aquella época). En total, las ventas de las galas y de los discos recopilatorios superan los 4 millones de copias vendidas. ‘OT: el álbum’ superó el millón de discos vendidos.

El disco de la edición actual es también disco de platino. Pero gracias a que el baremo ha descendido en este tiempo de 100.000 a 40.000 copias.