Las bolsas olvidan el miedo a una segunda ola gracias a los estímulos de los bancos centrales

ibex 35 mercados bolsa
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Apertura al alza de las principales plazas bursátiles europeas siguiendo la estela alcista marcada ayer por Wall Street y esta madrugada por los parqués asiáticos. Los inversores dejan atrás los temores a una segunda ola de contagios que les habían atenazado en los últimos días y animan las compras ante la nueva ronda de estímulos de los bancos centrales, en este caso la Fed estadounidense y el Banco de Japón.

La Fed comenzará a comprar bonos corporativos este mismo martes directamente de los mercados secundarios, un programa que durará al menos hasta septiembre si es que no es prorrogado. Mientras, el Banco de Japón ha mantenido tipos y ha ampliado el alcance de sus planes de crédito dirigidos a las empresas, hasta un volumen de 110 billones de yenes (902.766 millones de euros).

“El tamaño y el ritmo de expansión del balance de la Fed es algo que pondrá un piso bajo los mercados de valores globales”, ha señalado Stephen Gallo, jefe de la estrategia europea de divisas de BMO Capital Markets, en Bloomberg TV. Además, los mercados se ven espoleados también por las informaciones que apuntan a que la Administración Trump está preparando un programa de inversiones en infraestructuras de casi 1 billón de dólares como parte de su esfuerzo por estimular a la mayor economía del mundo.

Ante este panorama, el Ibex 35 rebota en la apertura con una subida de un 2% hasta alcanzar los 7.406 puntos. Subidas también superiores al 2% en los primeros cambios para el Cac parisino y el Mib de Milán, mientras el Dax alcanzaba una subida del 2,2%. En Londres, el Ftse 100 subía un 1,8%.

En la jornada asiática, la bolsa nipona fue una de las grandes protagonistas, con el índice Nikkei subiendo un 4,8% al cierre apoyado en el programa de estímulos del Banco de Japón. También el Kospi subía alrededor de un 5% en Seúl, mientras que en China el índice de Shanghái avanzaba un 1,3% y el Hang Seng de Hong Kong un 2,8%.

En el mercado de divisas, el mayor apetito por el riesgo llevaba al dólar estadounidense a bajar un 0,1% frente al euro, hasta un tipo de cambio de 1.1334 dólares por cada moneda única. El billete verde sí subía un 0,1% respecto al yen, con un cruce de 107,47 yenes por dólar.

Entre los habituales refugios del mercado en tiempos de incertidumbre, la rentabilidad del bono estadounidense de deuda a diez años subía hasta el 0,74%, mientras que el precio del oro se mantenía sin muchos cambios en 1.724 dólares la onza.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA