Las becas comedor de la CAM: De 100.000 durante al curso a 6.000 en el verano

Comedor escolar

Comedor escolar

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Durante este curso escolar en la Comunidad de Madrid (CAM), 100.000 niños han sido beneficiarios de una beca comedor, según la Consejería de Educación de la misma. Ahora, a las puertas del verano, van a dar este servicio a sólo 6.000 menores que cursen Educación Infantil, Primeria o Secundaria. Por su parte, las entidades sociales del sector ven esta cantidad insuficiente y creen que se va a ignorar la situación de las familias desfavorecidas de la CAM.

Desde la Federación de la Comunidad de Madrid de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado Francisco Giner de los Ríos (FAPA) valoran esta cantidad de muy baja. “La necesidad de estos niños existe igual en los meses de verano”, recuerda su presidenta Mari Carmen Morillas. “No puede ser que durante el curso existan 100.000 niños y que, de repente, desaparezcan”, concreta. Otra de las preocupaciones de la presidenta de la FAPA es que va a pasar con los menores que se queden fuera de este servicio: “No hay un paso adecuado de un servicio a otro”.

Además, desde la FAPA explican que estos comedores escolares no dan cobertura durante todo el verano, si no que a ellos acceden los niños que acuden a campamentos organizados por los ayuntamientos, durante la primera semana de julio y alguna de agosto. “Los campamentos son de lunes a viernes y se quedan al descubierto los fines de semana”, denuncia Morillas. “En la Comunidad de Madrid hay una insensibilidad absoluta para el tema de la comida y los niños”, establece la secretaria de la Federación de Enseñanza de CCOO-Madrid, Isabel Galvín. Y añade que al hacer campamentos de verano se está ignorando el problema de nutrición que sufren estas familias.

Los comedores escolares más allá que dar comida

La ONG Educo estima que este verano 700.000 niños sufrirán carencias de alimentación en España. Para ellos, este segmento de la población es especialmente vulnerable, ya que 1 de cada 3 menores de 18 años se encuentra en riesgo de pobreza. La ONG durante el curso de verano atenderá a 274 niños de la Comunidad de Madrid. “Esto significa que esos menores van a tener garantizada, al menos, una comida completa y saludable”, comenta la responsable del Programa de Verano de Becas Comedor de Educo, Pepa Domingo. Y lamenta que los comedores no sean universales y gratuitos para todos en verano. “Son niños que se quedan sin ningún tipo de protección”, añade.

Para ella, los comedores sociales no son un espacio únicamente en el que los menores reciben comida, sino que es un lugar de cuidado del menor. “Es un espacio en los colegios, en los que se sabe si el niño ha desayunado o si ha tenido algún problema en casa”, completa Domingo. En esta línea se muestran de acuerdo desde UNICEF. “El comedor es un servicio complementario de carácter educativo. Por ejemplo, en muchos centros reciben clases de nutrición y ayudan a elaborar el menú escolar”, detallan fuentes de UNICEF. Además, creen que este tipo de aprendizajes son muy importantes en un país en el que el 35% de los niños tienen exceso de peso debido a la ingesta de una dieta inadecuada.