Las agencias de rating insisten en los riesgos de la nueva ‘ingeniería’ del mercado de deuda

Fitch

‘Collateralized loan obligations’ o CLO. Un nombre que inevitablemente recuerda a la ingeniería financiera que provocó la crisis de hace una década, y que ahora empieza a temerse que sea el desencadenante de una nueva. La última advertencia ha llegado de la mano de Fitch Rating, que en un reciente informe alerta de que las aseguradoras de vida estadounidenses han ido acumulando estos vehículos, lo que podría resultar cuanto menos problemático en la próxima recesión.

Esta forma de titulización, en la que se empaquetan préstamos que luego se revenden a otros inversores, han ido ganando popularidad en unas carteras de las aseguradoras que se han vuelto cada vez más arriesgadas desde 2007. A medida que los bonos corporativos fueron rebajados, los bonos altamente con altas calificaciones se volvieron más escasos y los inversores buscaron rendimientos más altos para contrarrestar las bajas tasas de interés, fueron acumulándose estos vehículos. Aunque la mayoría de las aseguradoras tienen suficiente margen de maniobra para hacer frente a una desaceleración económica moderada, una recesión más severa podría arrastrar las calificaciones crediticias a la baja, señala Fitch.

“Las inversiones en ‘collateralized loan obligations’ aumentaron notablemente en los últimos años y podrían plantear un riesgo significativo si las protecciones de los inversores se debilitan al final del ciclo crediticio”, apunta, según recoge Bloomberg, la agencia de rating en un informe que tiene un nombre poco tranquilizador: ‘La tormenta que se avecina: Cómo las aseguradoras de vida de EEUU están posicionadas para una recesión’.

Los bonos con calificaciones ‘A’ o superiores representaron el 61% de las carteras de inversión de las aseguradoras en el tercer trimestre de 2018, por debajo del 69% a finales de 2007, de acuerdo con los cálculos de Fitch. Las tenencias de bonos con calificación ‘BBB’, mientras tanto, subieron al 34% desde el 25% en ese mismo período.

“Hemos estado en un período de tipos de interés y rendimientos de inversión históricamente bajos”, ha explicado Mark Rouck, analista de Fitch, a Bloomberg. “Eso ha puesto un freno a la rentabilidad de las aseguradoras de vida. Como resultado, han ido un poco más abajo en el espectro crediticio”.

Las advertencias de Fitch se suman a otras lanzadas por instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco de Pagos Internacionales (BIS), que temen que se hayan acumulado excesivos riesgos durante los últimos años de tipos bajos. Los CLO compran más de la mitad de las emisiones totales de préstamos apalancados en EEUU, aquellos que se solicitan para realizar inversiones.