La Sareb celebra fiestas con cena y barra libre a pesar de sus pérdidas millonarias

Jaime Echegoyen, director ejecutivo de la Sareb
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Resulta que la Sareb, Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria, que ha acumulado desde su constitución pérdidas netas por importe de 1.300 millones de euros, aunque las minusvalías latentes superan con creces los 3.400 millones, celebra fiestas anuales -en verano y Navidad- en localizaciones de primer nivel, como el palco del Bernabéu o el Hipódromo de la Zarzuela, según desvela hoy elindependiente.com.

El citado digital recuerda que el principal accionista de la compañía es el Estado a través del FROB con el 45% del capital, por lo que la realización de estos eventos siempre ha llamado la atención de algunos grupos de empleados y directivos, al estar organizados y sufragados por una entidad de origen semi púbico.

Además, elindependiente.com hace notar que las fiestas “incluían cena y barra libre para cerca de 400 empleados, siempre en locales de alto nivel”. E informa este digital Exque las fuentes internas que ha consultado le aseguran que “estos ágapes comenzaron celebrarse con la llegada del actual presidente, Jaime Echegoyen, en enero de 2015, tras la renuncia de Belén Romana, la primera presidenta.”

Afirma el diario que dirige Casimiro García-Abadillo que “las ubicaciones elegidas para congregar a la plantilla de la Sareb han sido lugares como el Palacio de Soto de Viñuelas, los palcos de los Estadios Santiago Bernabéu o del Vicente Calderón, el Hipódromo de Madrid, el Hotel Torrecaballeros o los cines Callao.

E indica que “según empresas dedicadas a la realización de eventos consultadas, el coste habitual de fiestas en espacios de este perfil es significativo. La reserva del local oscila entre los 8.000 y 10.000 euros, al que habría que sumar el coste por persona del catering -entre 45 y 60 euros- y en torno a 20 euros por cada hora que se extienda la barra libre.

Elindependiente.com asegura que desde Sareb reconocen que los eventos internos que organiza con sus cientos de empleados son siempre sufragados por la compañía y nunca por patrocinadores o terceros. En la sociedad argumentan que el objetivo de reunir a los empleados es “marcar la estrategia futura, marcar objetivos y hacer balance de lo conseguido”.

Siempre según las fuentes consultadas, durante la presidencia de Romana este tipo de eventos era de perfil “moderado”, con “bastante control” sobre los gastos. Así, con Belén Romana el primero de ellos tuvo lugar en el Holiday Inn de Madrid y solo en periodo navideño, nunca en verano como sí se hizo durante la etapa de Echegoyen. “Las copas de cada empleado se asignaban por tickets, por ejemplo. Eran fiestas adecuadas, relativamente espartanas incluso”, señalan empleados que asistieron a esos eventos.

La última fiesta de Sareb habría tenido lugar en los emblemáticos Cines de Callao, y se espera la de este verano en Faunia, el parque temático madrileño dedicado a la naturaleza.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA