La ‘resaca’ del 4M en el PSOE: sin dimisiones en Madrid y sombra de primarias en Andalucía

Sede del PSOE

Sede nacional del PSOE.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El PSOE no ha acabado de digerir los resultados de las elecciones del 4 de mayo en la Comunidad de Madrid. Una cita en la que ha registrado el peor resultado de su historia. Ha pasado de primera fuerza política a tercera en tan solo dos años. Toda una debacle, con ‘sorpasso’ de Más Madrid incluido, ante la que el partido en la comunidad no ha tomado todavía ninguna medida. Ni dimisiones ni ceses. El PSOE-M quiere una “transición ordenada”. Mientras tanto, la sombra de un anticipo en las primarias se cierne sobre la formación en Andalucía.

La Ejecutiva del PSOE de Madrid acordó anoche “comenzar a trabajar para lograr una transición ordenada en el próximo Congreso Regional que se celebrará a finales de año”. En una reunión que se prolongó durante varias horas, se reconocieron “los pésimos resultados” obtenidos en la cita en las urnas. Pese a esto, la formación ha decidido tomarse su tiempo. “Se ha decidido escuchar, en las próximas semanas, tanto a los órganos del partido, como a la militancia para analizar y tomar las medidas necesarias que permitan volver a conseguir la confianza de la ciudadanía madrileña”. Así lo afirma el partido en un comunicado en el que adelanta que la semana que viene habrá un nuevo encuentro de la ejecutiva.

En esta reunión, explica, se buscará “continuar avanzando, ya que en los meses que quedan hasta el Congreso Regional es imprescindible tener un diagnóstico preciso de cuáles han sido los motivos de esta pérdida de apoyo en las urnas y empezar a trabajar de inmediato y sin descanso para volver a recuperarla”.

“Somos conscientes de que nuestro mensaje y nuestras propuestas no han llegado a la ciudadanía”, reconoce el PSOE de Madrid, que trabajará para que, en los dos años que quedan hasta las próximas elecciones, “consigamos que confíen en nuestro proyecto”.

Dicho esto, los socialistas asumen los “errores y no haber estado a la altura de lo que se esperaba de nosotros”. Sin embargo, afirman, “este es el primer paso para comenzar de nuevo el camino, para conseguir en breve una Comunidad de tintes progresistas que no deje a nadie en el camino y que apueste por la sociedad del bienestar”.

Antes de esta reunión varias han sido las voces que reclamaban dimisiones en la dirección del partido. Entre ellas, la de la corriente Izquierda Socialista, que pedía la dimisión de toda la cúpula, Ángel Gabilondo incluido. Respecto al candidato, todo parece apuntar que no será el próximo portavoz en la Asamblea de Madrid.

Nuevo pulso Díaz-Sánchez

Si ayer tuvo lugar esta reunión para analizar los comicios del 4M en el PSOE de Madrid, hoy es el turno de Ferraz. La dirección nacional trata de enmarcar esta debacle a un asunto autonómico, a una cosa de Madrid. No quiere extenderlo al ámbito nacional, como sí hace el PP. No obstante, quiere estar preparado por si otros barones populares siguen la estela de Isabel Díaz Ayuso y convocan elecciones anticipadas. Este podría ser el caso de Andalucía.

Ante la posibilidad de que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, anuncie que adelanta los comicios, algo que por ahora niega, el PSOE tiene sobre la mesa anticipar la convocatoria de primarias en el partido en esta región. Ferraz podría activar esta tarde el proceso para elegir a su candidato. La apuesta de la dirección nacional para liderar la candidatura socialista tiene nombre y apellido: Juan Espadas, el alcalde de Sevilla. No obstante, la secretaria general del PSOE en Andalucía, Susana Díaz, no dará esta batalla por perdida, por lo que se avecina un nuevo pulso.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA