La reorganización de competencias en el PSOE aviva diferencias en Ferraz

Adriana Lastra

La dirección del PSOE aprobó este lunes reglamento de la comisión ejecutiva federal con la delimitación de las competencias de cada uno de sus miembros, lo que ha avivado algunas diferencias en el seno de Ferraz.

El nuevo reglamento, que se aprueba tres meses después de que naciera en el 40 Congreso Federal la nueva Ejecutiva, tiene algunas modificaciones respecto al anterior y dota, según fuentes socialistas, de más peso político a la Vicesecretaría General que ostenta Adriana Lastra en detrimento de la Secretaría de Organización que encabeza Santos Cerdán.

Esta delimitación de competencias responde, según algunos dirigentes socialistas, a la idea de dar más poder real en el partido a Lastra después de los cambios que hizo Sánchez en el Gobierno y que llevó a la ‘número dos’ a dejar la Portavocía del PSOE en el Congreso.

Esta nueva situación se ha entendido en algunos sectores socialistas como una “victoria” de Lastra frente a Cerdán que, como secretario de Organización, cede peso político en favor de la vicesecretaria, quien había estado más centrada en las tareas parlamentarias que en el partido.

Algunos en el PSOE, consultados por Servimedia, aseguran que entre Lastra y Cerdán hay “buena relación” pero admiten que la forma en la que se ha contado este nuevo reglamento ha hecho daño al equipo de Cerdán y, por eso, lejos de cerrar diferencias ha avivado disputas en los “segundos” niveles, donde admiten que las cosas se están poniendo “difíciles” en Ferraz.

En este escenario recuerdan que, mientras José Luis Ábalos estaba como ministro de Transportes, Cerdán –que era secretario de Coordinación Territorial- asumió gran parte de su tarea como secretario de Organización del PSOE en total connivencia con Lastra.

Ahora, una vez los dos están centrados en el partido y Ábalos fuera de juego, dirigentes socialistas apuntan a que Lastra reivindicó su puesto de ‘número dos’. En el vuelco de la balanza de Sánchez a favor de la vicesecretaria general, según algunos dirigentes socialistas consultados, ven la mano y la influencia de Félix Bolaños que, además de ministro, forma parte de la nueva Ejecutiva y “hace piña” con Lastra, pues juntos se encargaron del proyecto político ante la cita del Congreso Federal y de muchas negociaciones parlamentarias.

Por ello, algunos dirigentes socialistas creen que Cerdán debía haber actuado ante las informaciones sobre la victoria de Lastra para evitar que esta situación vaya a más, cuando se trata de un tema de organización interna del partido.

Dirigentes del PSOE consultados por Servimedia comentan que cuando en el partido se crea la figura de la Vicesecretaria General siempre está la duda de las competencias que tendrá, pero apuntan que las otorgadas ahora responden a que Sánchez apartó a Lastra del Congreso para que se centrara en el partido.

Consideran que se ha dado un “reparto muy equilibrado” porque Lastra llevará “el peso más político” y Cerdán el que responde a la “maquinaria electoral y de aparato” pero con una coordinación de ambos.

No obstante, dirigentes del PSOE creen que se han aireado unas diferencias que, reales o exageradas, dañan a la dirección y animan a que se les ponga fin porque, advierten, Sánchez no lo consentirá, máxime en este momento en el que se abre un ciclo electoral y cuando los dos son personas de su máxima confianza.

Si bien, hay acciones en el PSOE estos días que no han pasado desapercibidas para algunos, tras la aprobación del nuevo reglamento, como la llegada de Lastra junto a Bolaños a un acto informativo donde el ministro era el protagonista o la convocatorias de rueda de prensa casi simultáneas este viernes de Cerdán, por un lado, en Pamplona y del portavoz federal, Felipe Sicilia -próximo a Lastra- en Talavera de la Reina.

Este sábado, Sánchez se desplazó hasta Gijón y compartió acto del PSOE con Lastra, mientras que el partido estaba de precampaña para las elecciones del 13 de febrero en Castilla y León en un acto con la presencia del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.