La renuncia ‘a medias’ de Cospedal: deja la ejecutiva del PP pero mantiene el escaño

María Dolores de Cospedal
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

María Dolores de Cospedal ha movido ficha tras las constantes revelaciones en torno a los audios de José Manuel Villarejo. La exsecretaria general del PP ha anunciado este lunes que renuncia a ser miembro del Comité Ejecutivo Nacional del partido, pero no a su acta. La dirigente popular se mantiene como diputada en el Congreso.

Así se recoge en un comunicado enviado a los medios en el que censura “los múltiples ataques que he recibido estos días por las conversaciones mantenidas con el ex comisario Villarejo” y enmarca esta decisión en su deseo de “evitar que estos ataques se hagan extensivos a la formación política de la que he sido Secretaria General, y a su actual Presidente”. Por ello, renuncia a estar en el máximo órgano de dirección del partido.

Cospedal, con esta ‘salida’, trata de dar respuesta a las exigencias de un sector del PP, que reclamaba que hiciera algo ante unas grabaciones, las de Villarejo, que estaban ensombreciendo la labor de oposición del partido. Incluso, empezaba a amenazar la campaña a las elecciones en Andalucía.

En esta misma nota la que fuera ‘número dos’ de Génova insiste en que “no he mentido nunca acerca de mi conocimiento del ex comisario Villarejo y de haber mantenido algunas reuniones con él”. Asimismo, se mantiene firme en lo ya dicho la semana pasada en la COPE. “Siempre lo hice pensando y sigo pensando que era mi obligación como Secretaria General para tener toda la información posible acerca de los hechos que pudieran perjudicar a mi formación y en ese sentido actué, porque mi lucha contra la corrupción que pudiera afectar a mi partido ha sido siempre una prioridad en mi función como Secretaria General”, defiende.

Dicho esto, carga contra las grabaciones publicadas por Moncloa.com que se van conociendo con el paso de los días. Para Cospedal “las manipulaciones que se están haciendo de las cintas publicadas tratan de ofrecer una imagen distorsionada de la realidad”, ya que “son extractos editados que solo tratan de perjudicar y dañar mi imagen personal, algo que no quiero que se extienda al Partido Popular”.

La diputada del PP ha comunicado esta mañana esta decisión a Pablo Casado. Lo ha hecho unas horas después de que el mencionado diario digital haya publicado que se encargó a Villarejo espiar al hermano de Alfredo Pérez Rubalcaba.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA