La Paz sigue saturada: «La tarde fue tan espantosa que compañeras se fueron llorando»

Imagen de los servicios de Urgencias de La Paz.
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La plantilla de los servicios de urgencias del hospital madrileño de La Paz no ve fin a su desesperación: los trabajadores continúan denunciando una carga de trabajo insostenible, a pesar de que la Dirección niega la saturación en los pasillos y de que se llegó a vetar la entrada de ambulancias a las urgencias del centro: “La tarde de ayer fue tan espantosa que hay compañeras que se fueron llorando. Sacar adelante el servicio nos consume. Estamos hartos”, denuncian los trabajadores.

“Son momentos puntuales y excepcionales”, aseguraba la gerencia ante las escenas de colapso que vienen denunciando enfermeros y auxiliares. El Sindicato de Enfermería (SATSE) reitera que las escenas de saturación van más allá de una situación concreta y fuera de lo común.

Como prueba, la decisión de la Dirección del hospital de no derivar más ambulancias a los servicios de urgencias de La Paz, después de que corrieran como la pólvora imágenes de pacientes esperando durante horas en pasillos, salas de observación saturadas y la consecuente falta de privacidad o descanso para los pacientes que acuden a urgencias.

No aguantan más: “Llevaremos así cinco o diez años. Desde el inicio de los recortes, allá por 2010, todo ha ido a peor”, denunciaron a este medio la pasada semana los trabajadores, criticando falta de personal, de material y el deterioro de las infraestructuras como problema crónico del centro.

“En las Urgencias estamos permanentemente al límite”, aseguraba a EL BOLETIN Guillén del Barrio, enfermero del servicio y delegado del sindicato MATS. Al mismo tiempo, la gerencia defiende que estas saturaciones se producen sólo en picos puntuales y que la mitad de las fotografías que publica la cuenta @Urgenciaslapaz son “manipuladas”.

El centro ha llegado a colgar carteles recordando que está prohibido fotografiar el interior del hospital, provocando el efecto contrario y que pacientes y trabajadores continúen denunciando lo que entienden como una insuficiencia crónica del servicio.

“La Consejería de Enrique Ruiz Escudero ha tomado las siguientes medidas: apertura temporal de una sala adicional, contratación de dos enfermeras y dos auxiliares durante… dos semanas ¿Y los celadores, el personal de limpieza, el material? Basta de insultos. Reforma ya”, reprochaban desde la cuenta de Twitter @Urgenciaslapaz, que narra el día a día en el servicio (pixelando a los pacientes).

«Por si alguien se lo preguntaba,seguimos colapsados. Ahora han tenido la feliz idea de cambiar camas por camillas, así caben más pacientes», denunciaba la misma cuenta en la tarde de ayer:

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA