La patronal bancaria augura más recortes de plantillas y cierres de sucursales

José María Roldán, presidente de la AEB
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

“Probablemente sí”. Con estas palabras se ha referido a la posibilidad de que continúe el ajuste de sucursales y plantillas en el que se ha visto involucrada la banca española desde 2008 el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, que cree además que en la banca española hay una “competencia salvaje” pese a la reducción en el número de jugadores.

A preguntas de la prensa durante su intervención en un encuentro organizado en Santander por la APIE, Roldán ha recordado que el sector financiero español ha realizado “un esfuerzo muy importante de reducción de capacidad”, con el cierre de aproximadamente una de cada tres sucursales y la salida de un porcentaje similar de trabajadores, “y sin conflictividad laboral”.

No obstante, es “difícil contestar” si el proceso ha terminado: aunque “la oficina bancaria no va a desaparecer, el cliente opera de una manera distinta”, apostando más por los nuevos canales digitales. “Es un cambio de la demanda”, ha reflexionado Roldán, por lo que “probablemente” continuará el proceso de ajuste.

En lo que se refiere al proceso de fusiones de la banca, el presidente de la AEB considera que “estamos agotando esa fase de concentración”, si bien ha matizado que “el número de entidades no me dice mucho”. Además, ha valorado que “la competencia feroz” se va a mantener, gracias también a la irrupción de los nuevos operadores, en referencia a las fintech.

La competencia no es sólo adecuada, sino que es salvaje y me siento cómodo en ella”, ha defendido Roldán, que ha puesto en valor que un 85% de la población vive en municipios con al menos cuatro bancos diferentes. Volviendo a la concentración bancaria, el máximo reprrsentante de la patronal bancaria ha añadiro que el proceso debe matizarse con el entorno de la unión bancaria europea. “Europa está sobrebancarizada, en España hemos hecho nuestros deberes pero hay países que todavía tienen que hacer una labor profunda de reducción de la capacidad instalada”, ha explicado para añadir que “la dimensión española debe contar menos y más la europea”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA