La ONU critica el «injusto» y «contraproducente» nacionalismo de vacunas

ONU
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha cargado este domingo contra el «nacionalismo de vacunas» en el que los países parecen haberse embarcado para intentar acaparar el mayor número de dosis de los fármacos contra el coronavirus.

«El nacionalismo de vacunas no solo es injusto, sino que además es contraproducente. Ningún país estará a salvo de la COVID-19 hasta que todos los países estén a salvo de ella», ha publicado Guterres en su cuenta oficial en Twitter.

Israel lidera la clasificación mundial por porcentaje de población vacunada, un 12,59 por ciento, con más de un millón de personas ya vacunadas. Por detrás, a mucha distancia, están Bahréin, con un 3,53 por ciento de población vacunada, y Reino Unido, que llega al 1,39 por ciento, según los datos recopilados por el portal Our World in Data, vinculado a la Universidad de Oxford.

Estos datos se refieren a las personas que han recibido la primera dosis de la vacuna. La gran mayoría de las vacunas autorizadas requieren de dos dosis administradas con al menos una semana de diferencia.

En comparación, llama la atención la estadística de Francia, que solo había vacunado a 138 personas hasta el 30 de diciembre, mientras que Estados Unidos son 2,78 millones, una cifra en cualquier caso lejana al objetivo declarado de vacunar a 20 millones de personas antes de que terminara el año.

La baja tasa en Francia y otros países podría deberse a las reticencias de la población, ya que según una encuesta de Ipsos Global en 15 países, en Francia solo el 40 por ciento de la población estaba dispuesta a vacunarse. En China es el 80 por ciento, el 77 por ciento en Reino Unido y el 69 por ciento en Estados Unidos.