Materias primas

La ola de Covid en China añade volatilidad a un precio del petróleo sacudido por la guerra en Ucrania

En China, mayor importador mundial de petróleo, alrededor de 62 millones de personas están confinadas o se enfrentan a un confinamiento inminente.

Extración de petróleo
Extración de petróleo

La reciente ola de coronavirus en buena parte de China, que cuestiona la política de cero Covid en el gigante asiático, ha agitado aún más un mercado mundial del petróleo que ha sufrido fuertes oscilaciones desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania.

En la jornada de este martes, el barril de Brent de referencia en Europa bajaba un 0,5% hasta marcar 11,18 dólares, mientras que el West Texas estadounidense cedía un 0,6% hasta los 109,97 dólares. Ambas referencias se desplomaron ayer más de un 7% ante las noticias llegadas desde China, registrando su mayor caída en casi tres semanas.

China se enfrenta a su peor brote de Covid-19 desde Wuhan, hace más de dos años, al inicio de la pandemia. La variante Ómicron altamente contagiosa está poniendo a prueba la estrategia ‘Covid Zero’ del mayor importador de crudo del mundo.

Shanghái es la última ciudad china que se ha visto afectada por el nuevo brote. Rystad Energy calcula que el bloqueo escalonado en el centro financiero podría reducir la demanda de petróleo hasta en 200.000 barriles diarios mientras duren las restricciones en toda la ciudad. Alrededor de 62 millones de personas en China están en confinamiento o se enfrentan a uno inminente, según los cálculos de Bloomberg.

El resurgimiento del virus añade otra fuente de volatilidad al mercado, junto con la guerra en Ucrania y las tensiones en Oriente Medio. La OPEP+, por su parte, se reúne el jueves para discutir su política de suministro para el mes de mayo y el grupo ha señalado que mantendrá su plan actual y ratificará otro modesto aumento de la producción.

La OPEP+ ratificará un aumento de 430.000 barriles diarios previsto para mayo si no se producen alteraciones. Con muchos miembros luchando por cumplir sus aumentos previstos en los últimos meses y con la demanda mundial recuperándose de la pandemia, esa decisión puede hacer que los mercados se tensen aún más.

Mientras, según apunta Bloomberg, es probable que Saudi Aramco eleve los precios de su principal variedad de crudo para los clientes asiáticos hasta un récord, incluso cuando China tenga problemas con su brote, según una encuesta realizada por la agencia estadounidense, lo que indica una perspectiva alcista a pesar del riesgo para la demanda. Aramco suele publicar los precios oficiales en los primeros cinco días del mes.

“Nos espera mucha volatilidad y precios más altos en los próximos meses”, ha avisado el secretario general del Foro Internacional de la Energía, Joseph McMonigle, en una entrevista con Bloomberg Television. “Podrían verse grandes fluctuaciones. 150 dólares por barril es posible”.

Más información