La lava del volcán de La Palma ya cubre 656 hectáreas tras destruir 1.458 edificios

La colada de lava que emerge de la erupción volcánica de La Palma llegó anoche al mar en una zona de acantilados situados en las cercanías de la playa El Guirre, en Tazacorte. / EFE/Ángel Medina

La colada de lava que emerge de la erupción volcánica de La Palma / EFE/Ángel Medina

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La lava que brota del volcán de Cumbre Vieja, en la isla de La Palma en el archipiélago de Las Canarias, ya cubre 656 hectáreas de terreno y destruyó 1.458 edificios a su paso, en los 25 días que dura la erupción.

Según los últimos datos publicados por Copérnico, el programa de emergencias de la Unión Europea, que a través del mapeo por satélite de la zona pudo comprobar cómo en las últimas 43 horas la lava expandió su superficie en 86,4 hectáreas, destruyendo 135 nuevos edificios.

Desde el inicio de la erupción, que comenzó el 19 de septiembre, la lava afectó a 52,1 kilómetros de carretera, de los que 49 se encuentran destruidos.

Las tres grandes coladas de lava que se encuentran activas siguen fluyendo de forma constante mientras la actividad sísmica persiste en la isla.

Según informó el Instituto Geográfico Nacional (IGN), solo durante la pasada noche se registraron un total de 20 seísmos en torno a la erupción de volcán, seis de ellos de magnitud superior a 3. El mayor de los sismos (de magnitud 3,9) pudo notarse en toda la isla.

El último informe del Departamento de Seguridad Nacional (DSN) constata que esta actividad está provocando variaciones en el flujo de la lava, sobre todo después de que el sábado se derrumbara parta del cono del volcán.

La más nueva de las tres coladas de lava que descienden desde Cumbre Vieja obligó este martes a la evacuación de unas 800 personas en la población de La Laguna.

Por su parte, la colada primigenia apenas tiene aporte lávico y la otra, situada al sur de la isla, afectó en las últimas horas a nuevas construcciones dentro del perímetro de seguridad establecido en días anteriores.

La altura de emisión de ceniza alcanza los 3.500 metros, según indica el informe del DSN, donde se alerta de un aumento del tremor volcánico, lo que podría provocar una mayor emisión de gas desde el centro eruptivo.

Pese a ello, durante la jornada del martes las condiciones meteorológicas favorecieron una mejora de la calidad del aire, lo que permitió levantar el confinamiento de 3.500 personas decretado durante el lunes.

En estos momentos los aeropuertos de las Islas Canarias permanecen activos, aunque las compañías aéreas cancelaron operaciones con destino a La Palma.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, viajará este miércoles a La Palma para conocer la situación de primera mano, en lo que será su cuarto desplazamiento a la isla desde el inicio de la erupción.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA