La inflación escala al 1,2% por los precios de los alimentos y el efecto de la Semana Santa

Procesión de Semana Santa
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El índice de precios al consumo (IPC) subió una décima en su tasa interanual en el mes de marzo hasta situarse en el 1,2%, de acuerdo con las cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que explica esta subida por los precios de los alimentos (sobre todo legumbres y hortalizas), los carburantes y los paquetes turísticos, por la Semana Santa.

En concreto, en el grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas la tasa se incrementó cinco décimas hasta el 1,4%, a causa de que los precios de las legumbres y hortalizas se mantienen estables este mes, mientras que disminuyeron en marzo de 2017.

En el grupo del transporte, la subida fue de tres décimas hasta el 1,4% después de que los precios de los carburantes bajasen menos en marzo que en el mismo mes de 2017. De cuatro décimas, hasta una tasa del 1,0%, fue la subida en ocio y cultura, por la subida de los paquetes turísticos en plena Semana Santa. En la misma línea, hoteles, cafés y restaurantes los precios subieron un 2,2%, una décima más, debido en su mayoría al aumento de los precios de los servicios de alojamiento, mayor que el registrado el año pasado.

Por su parte, el único grupo con influencia negativa fue vivienda, cuya tasa bajó cuatro décimas hasta el 1,0%, a causa de que los precios de la electricidad bajaron este mes más que en marzo de 2017. También influyó, aunque en menor medida, la bajada de los precios del gas, que subieron el año pasado.

La tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumentó una décima hasta el 1,2%, con lo que continúa igual que la del IPC general.

En su tasa mensual, los precios subieron un 0,1% entre febrero y marzo.