La inflación se agrava y contagia a la subyacente con la mayor tasa desde 1995

cereales

Imagen de alimentos.

La inflación vuelve a repuntar ante el aumento de los precios de los carburantes y de los alimentos y subió en mayo hasta el 8,7% interanual. Según el dato adelantado del INE del índice de precios de consumo (IPC), aumentó cuatro décimas más respecto al dato de abril, que fue del 8,3%.

Este incremento se debe, detalla el INE, al encarecimiento s de los carburantes y los alimentos y bebidas no alcohólicas, que “suben este mes más que en mayo de 2021”. Asimismo, destaca, aunque en sentido contrario, la disminución de los precios de la electricidad, “frente a la subida del año pasado”.

Por su parte, la tasa de variación anual estimada de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumenta cinco décimas, hasta el 4,9%. De confirmarse, “sería la más alta desde octubre de 1995”.

Los precios de consumo registran en mayo una tasa del 0,8% respecto al mes de abril, según el indicador adelantado del IPC. Además, en el mes de mayo la tasa de variación anual estimada del IPCA se sitúa en el 8,5%, dos décimas superior a la registrada el mes anterior. Por su parte, la variación mensual estimada del IPCA es del 0,7%.