La Iglesia admite que tiene casi un millar de bienes que no le pertenecen

El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Española

El presidente de la Conferencia Episcopal Española, cardenal Juan José Omella. (Foto: Ricardo Rubio - Europa Press)

La Conferencia Episcopal ha reconocido que registró a su nombre cerca de un millar de bienes que no le pertenecen. Según un estudio realizado sobre el listado de los bienes inmatriculados por la Iglesia, casi 1.000 “pertenecen a un tercero o no le consta su titularidad sobre el mismo”.

Así lo ha comunicado la Conferencia Episcopal tras la reunión mantenida con el Ministerio de Presidencia en una nota conjunta en la que se abre a devolverlos. “A partir del listado remitido por el Gobierno al Congreso de los Diputados en cumplimiento de la PNL de 17 de febrero de 2017 sobre los bienes inmatriculados por la Iglesia Católica en el periodo 1998-2015, la Conferencia Episcopal, en el contexto del diálogo con el Gobierno, ha hecho un estudio exhaustivo del mismo a través de consultas oportunas realizadas a las diócesis”.

Según se explica, “dicho estudio ha consistido en la catalogación de los bienes, su división por diócesis y verificación de los procesos de inmatriculación en cada uno de los bienes mencionados”. Este análisis ha puesto de relevancia “un conjunto de bienes que la Iglesia considera que pertenecen a un tercero o no le consta su titularidad sobre el mismo”.

“Se trata”, se detalla en el comunicado, “de un millar aproximado de bienes, cuyos datos han sido facilitados al Gobierno por parte de la Conferencia Episcopal Española”.

Ahora, la previsión es que el Gobierno ponga en conocimiento de los ayuntamientos y de los registros esta información y se puedan “iniciar los procesos de regularización que, en su caso, pudieran corresponder”. “A estos efectos, la Iglesia manifiesta su compromiso de colaboración a fin de facilitar tales procesos”, concluye.

La noticia se ha conocido tras la reunión que ha mantenido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, con el responsable de la Conferencia Episcopal, cardenal Juan José Omella.