La hipoteca más barata de la historia, a punto de ser la primera víctima del Euríbor negativo

Hipoteca vivienda calculadora
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Corría marzo de 2008 y el Euríbor se situaba en el 4,59% cuando Deutsche Bank lanzó en el mercado español la oferta hipotecaria más competitiva de toda la banca: la Hipoteca Rompedora, que se podía contratar con un diferencial de un 0,17% sobre el índice. Nueve años después, los clientes que contrataron este préstamo podrían convertirse en los primeros en no tener que pagar intereses a su banco por la hipoteca.

Entre marzo y junio de 2008, la Hipoteca Rompedora se ofreció a un tipo de interés de Euríbor más 0,17 puntos, si bien tenía algunas condiciones adicionales a cumplir: la contratación de un plan de pagos protegidos (1% del capital prestado) y de dos seguros (vida y hogar), la aportación de 3.000 euros anuales a un plan de pensiones o un fondo de inversión y el gasto de esa misma cantidad con la tarjeta de crédito.

El plazo máximo para devolver el capital prestado, que era del 80% de la tasación del hogar -de un mínimo de 200.000 euros-, era de 40 años, y la edad máxima para tener completada esa devolución, 80 años.

Este diferencial de un 0,17% sobre el Euríbor podría traducirse en breve en que la Hipoteca Rompedora se convierta en la primera en no cobrar intereses. El índice al que están referenciadas la mayor parte de las hipotecas en España ha cerrado el mes de mayo en un nuevo mínimo histórico del -0,127%, frente al -0,119% de abril.

El Euríbor se calcula con los datos de las principales entidades de la zona del euro y consiste en el tipo de interés medio de contado para las operaciones de depósito de euros a plazo de un año. El índice se adentró en febrero del año pasado en terreno negativo por primera vez en la historia ante la política de tipos ultrabajos del Banco Central Europeo (BCE) y desde entonces ha prolongado sus caídas.

Tal y como señala Gustavo Martínez, analista de XTB, “el exceso de oferta monetaria (liquidez bancaria) produce este fenómeno tan poco usual y comprensible”. “Pensemos que si hay un exceso de masa monetaria en los bancos sin que haya una demanda real de crédito bancario lo normal es que éstos estén dispuestos a cobrar un interés por demandar un dinero que no necesitan y es por ello por lo que este interés es cada vez más negativo y seguirá siéndolo mientras continúen los estímulos monetarios”.

“La realidad es que ante este desajuste de equilibrio monetario la inflación es un hecho y como consecuencia de ello el BCE no sólo deberá retirar estímulos sino que tendrá que enfriar la economía con subidas de tipos de interés haciendo más atractiva y fluida la oferta de crédito que en la situación actual”.

Si esto se produce, “veremos la situación normalizarse con un consecuente incremento en el volumen de crédito interbancario e incremento del volumen de crédito en la economía real (préstamos al consumo e hipotecas) y, por tanto, incremento en su índice de referencia Euríbor que hará que el endeudamiento (principalmente hipotecas a tipo variable y préstamos al consumo) se encarezcan inexorablemente”, avisa Martínez.